¿Por qué nos sienta peor la resaca con la edad?

¿Por qué nos sienta peor la resaca con la edad?

Una noche de copas con tus compañeros de trabajo que son mucho más jóvenes que tú puede ser todo un reto, sobre todo si al final incluso bebes menos que ellos, la moderación no te va a servir de nada porque a la mañana siguiente vas a tener una resaca descomunal mientras que tus compañeros se pasean por la oficina como si nada. 

Pero no es falta de costumbre, sino una cuestión puramente biológica. Cada vez que ingerimos alcohol incorporamos a nuestro cuerpo acetaldehído, una molécula muy tóxica derivada del etanol que causa deshidratación, dolor de cabeza, sequedad de la boca, inflamación de estómago, náuseas y malestar general. Cuando somos jóvenes, nuestro hígado cuenta con ingentes cantidades de enzimas destinadas a descomponer al intruso en acetato, dióxido de carbono y agua, tres sustancias inocuas.

Pero a medida que cumplimos años, el arsenal defensivo merma, y el derivado del etanol circula durante más tiempo por nuestras arterias haciendo de las suyas. A esto se suma que el sistema inmune es cada vez más lento a la hora de reparar los daños producidos en los tejidos.

Además de la edad y el deterioro físico, hay otros factores que agravan el malestar del día después, como  fumar a la vez que ingerimos alcohol y abusar de ciertas bebidas. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Brown (EE. UU.), son peores las bebidas oscuras (whisky, vino tinto…) que las claras (vodka, vino blanco…), quizás debido al número de sustancias que se producen durante la fermentación del alcohol.  

Muy Interesante. 

Deja un comentario