La economía y sus efectos en la conducta social

La economía y sus efectos en la conducta social

Existe una influencia de la conducta de las personas sobre la economía, de igual forma que afecta la conducta de los seres humanos. Este doble enfoque de análisis, de la economía con psicología y psicología con economía, se relaciona estrechamente con numerosas parcelas de la vida social y económica, predominando en cuestiones tales como la salud, la compra, el trabajo, el ahorro y la educación. En definitiva, los conocimientos derivados de la psicología económica pueden resultar pertinentes para estudiar, entre otras cosas, el consumo, los procesos de socialización de los niños, la influencia de la publicidad, las fluctuaciones económicas y su influencia sobre la salud.

 

El cometido de la psicología económica es el de adquirir una base de conocimientos estudiando conjuntamente algunos fenómenos de la economía y de la psicología. En consecuencia puede afirmarse que el entorno influye, necesariamente sobre las actitudes, las motivaciones, las expectativas y los niveles de aspiración de los agentes económicos, de los ciudadanos como usted y como yo. A su vez, estas actitudes influyen frente a la economía.

 

Desde mediados del siglo 18 las doctrinas económicas han condicionado fuertemente el desarrollo económico y social, afectando sobremanera la vida de los ciudadanos. Hoy en día, las doctrinas económicas representan una combinación de ideología política y práctica económica. Las políticas económicas aplicadas por los gobiernos han trascendido sus límites ideológicos. Hoy por hoy, la economía y sus ideas modelos y teorías representan un componente esencial e influyente en la vida en sociedad.

 

Economía Ambiental: En los tiempos modernos que vivimos, afectados por los cambios climáticos, la conservación del medio ambiente se convierte en una prioridad, a la par de la implementación de políticas económicas que contribuyan a un desarrollo sustentable, debe haber una gestión ambiental en la que se vea implicada la ciudadanía. Es precisamente en este esquema general donde la economía ambiental surge para buscar o por lo menos plantear vías favorables que conlleven a la optimización en la explotación de recursos naturales, cuyas reservas son escasas pero con usos diversos por los cuales hay que optar.

 

La economía ambiental abarca el estudio de los problemas ambientales empleando la visión y las herramientas de la economía. Actualmente, existe un concepto erróneo de Economía, ya que lo primero que se piensa es que su campo de estudio es en su totalidad sobre decisiones de negocios y cómo obtener rendimientos en el modo de producción capitalista. Pero la Economía se enfoca sobre las decisiones que realizan actores económicos sobre el uso de recursos escasos.

 

La primera idea que se debería autocuestionar es ¿por qué causar el deterioro del medio ambiente? Para responder se puede hacer alusión a diversas causas, la más común, sería por una falta de respeto implícita en la cultura de la sociedad, la carencia de ética, o el simple posicionamiento de “no hacer nada”. El cuidado de los recursos naturales no requiere de una actitud pasiva, sino de un trabajo activo e inmediato, por medios que realmente propongan soluciones y no agraven la condición actual.

Las mejores propuestas para alcanzar la protección y preservación del medio, es en la concientización de las personas en sus ámbitos de consumo, y de la responsabilidad inherente de las instituciones privadas y públicas a crear incentivos que conduzcan a los consumidores a tomar decisiones en una dirección determinada.

 

Productos para no bancarizados

La atención a la población no bancarizada además de la función social que tiene, debe ser vista como una nueva fuente de negocios y para lo que se requiere, reorientar la cultura de la banca hacia el cliente con un servicio de calidad, para lo que es vital la innovación tecnológica que permite con menores costos el desarrollo de nuevas ideas y la adaptación permanente. Un área importante para el desarrollo de productos y servicios bancarios, es la de explorar todas las posibilidades que abre la banca a través de la telefonía celular, que en el caso Venezolano, dada su alta penetración, representa una oportunidad importante de captación de nuevos clientes.

Los productos más importantes para la población no bancarizada son los de crédito y aquellos dirigidos a facilitarles los mecanismos de pago y manejo del efectivo. En muchos países, las cuentas de nómina son clave para las estrategias bancarias que buscan captar nuevos sectores de la población, ya que es fácil ofrecerles a los usuarios de estas cuentas otros servicios como seguros de bajo costo y créditos con pago descontado automáticamente por sus empleadores. En Venezuela la banca está prestando cada día una mayor atención a éste mercado.

La población no bancarizada en general y las micro y pequeñas empresas requieren de productos y servicios a precios competitivos y diseñados para cubrir sus necesidades, en especial podemos mencionar: líneas de crédito,  créditos de corto plazo y rotativos para capital de trabajo. También créditos de mediano y largo plazo para maquinarias o ampliación de sus instalaciones. Créditos de vivienda para solucionar los problemas del hogar (recordemos que para muchos la vivienda es también el lugar de desarrollo de su actividad comercial). En el aspecto crediticio, el desarrollo de la cultura de pago también es muy importante y la experiencia indica que la mayoría de las personas son buenas pagadoras a menos, que estén endeudadas por encima de sus capacidades de pago. También la labor de cobranza a tiempo y de seguimiento de los créditos otorgados tiene un valor importante para asegurar la calidad del activo de la banca.  Depósitos: Estar bancarizado, representa una forma más segura de cuidar su dinero. Aunque en principio los productos de crédito son muy importantes para el no bancarizado, tienen un valor estratégico las formas de ahorro a la vista o de muy corto plazo que les permitan realizar en algún momento inversiones y al mismo tiempo atender las necesidades de la familia o el negocio. También por supuesto, atender a cualquier emergencia. Varios: Servicios electrónicos (tarjetas de crédito, débito, prepago) que faciliten el manejo del efectivo y sus transacciones.  Servicios de ahorro y fideicomiso que faciliten  atender las  necesidades del negocio o del hogar. Seguros  de salud, vida y accidentes con primas bajas adaptados a empresarios y familias de bajos ingresos.

Cómo presentar un Plan de negocios

Un plan de negocios destinado a ser presentado ante una institución financiera usualmente debe contener: La memoria de su empresa, de manera resumida, esto le permitirá a la entidad financiera entender su negocio, además es importante incluir un resumen de los productos y servicios que ofrece su empresa, una descripción del sector en el cual el negocio compite, cuál es o será su estrategia de mercado respecto a los productos y servicios, su promoción, precios y la distribución; una descripción de la dirección, gerencia y personal de la empresa; un plan financiero que incluyen los balances, las declaraciones de impuestos y el flujo de fondos. Información detallada del proyecto, como objetivos, los recursos financieros y humanos requeridos por el negocio para poner en marcha el proyecto a financiar. En qué se basa, financieramente, para determinar que el proyecto tendrá éxito. En qué tiempo y cómo piensa repagar el financiamiento solicitado.

Este Plan de Negocios, no sólo servirá para que los miembros de la entidad financiera conozcan su empresa o el giro de su negocio a detalle y tengan las bases para aprobar el financiamiento solicitado, sino también ayudará para que tanto sus proveedores, potenciales socios y/o inversionistas lo consideren en sus futuros planes. En otras palabras, el Plan de Negocios que estará elaborando le servirá como una tarjeta de presentación de su empresa. Y si la entidad financiera requiere profundizar en algún punto de este Plan de Negocios, usted podrá hacerlo de manera más rápida y eficiente cuando le sea solicitado. Se recomienda realizar un Plan de Negocios a toda empresa, solicite o no financiamiento, para de esta manera mantener siempre informados a sus empleados, socios y a externos sobre sus planes y estrategias, o en caso requiera inversiones o financiamiento adicional futuros.

¿Cómo empezar un Plan de Negocios?

  1. Defina los objetivos. Se recomienda reunir a los socios del negocio para, entre todos, poder determinar los objetivos de la empresa. 2. Dedique tiempo suficiente para la elaboración del Plan de Negocios, dé la prioridad requerida a esto ya que este aumentará sus probabilidades de financiamiento, y con esto, su proyecto podría volverse realidad. 3. Involucre no solo a los socios del negocio, sino a otros trabajadores de confianza, seguramente se sorprenderá cómo ellos lo ayudarán a clarificar ciertas ideas o errores en la información. Asimismo, considere que responsabilidad de dos es responsabilidad de nadie, no delegue esta tarea a otras personas, usted es la persona que debe elaborar el Plan de Negocios, nadie mejor que usted conoce su negocio. 4. Sea objetivo. Cuando realice sus proyecciones financieras no asuma escenarios demasiado positivos o irreales, todo proyecto tiene sus riesgos y estos deben ser manifestados en el plan. El mercado varía y hay muchos factores involucrados en el éxito de un negocio.

 

José Grasso Vecchio

twitter: @josegrasso

[email protected]

www.consultoresicg.com

 

 

Deja un comentario