Muguruza: "Ahora, a comprarme un traje"

Muguruza: "Ahora, a comprarme un traje"

La siguiente preocupación de Garbiñe Muguruza tras ganar su primer Wimbledon es comprarse un vestido para la gala de campeones que tradicionalmente se celebra en un céntrico hotel de Londres el domingo y si tiene que elegir a un compañero de baile para ese acto, preferiría al suizo Roger Federer.

El tradicional baile de los campeones dejó de celebrarse en 1976 cuando el sueco Bjorn Borg y la estadounidense Chris Evert ganaron el torneo. Ahora se reduce a una cena en la que los ganadores de Wimbledon acuden y celebran con los socios del club su éxito en el All England Club.

El año pasado se celebró en el Grosvenor House Hotel y este domingo tocará en Guildhall, la misma sala donde los reyes de España cenaron este jueves invitados por el alcalde de la City de Londres Andrew Parmley.

"Me tengo que ir a comprar un vestido, no tengo nada", dijo Garbiñe, quien no dudó en escoger a Federer si tuviera que abrir como antes ese famoso baile. "Preferiría bailar con Roger. Me gusta también Cilic, lo digo en serio, pero quiero comprobar si es también elegante bailando", dijo.

Muguruza destacó de su victoria que había sabido contrarrestar el juego de su rival. "Creo que he sabido restarle, ha sacado muy fuerte y yo he sabido ser agresiva, pero también he sabido trabajar el punto y jugarlo. Ha sido una combinación de ser agresiva y saber jugar", comentó.

"Cuando llegué a la central y la vi tan llena y con el techo cerrado, pensé: aquí es donde quiero estar. Eso es lo que me motiva", señaló la hispano-venezolana, que admitió que al principio de su carrera no le gustaba la hierba y que hace tiempo cambió de parecer.

"No me gustaba la hierba, me costó acostumbrarme y una vez que hice la primera final de Wimbledon todo cambió. Me dije, deja de quejarte, con tu juego puedes hacerlo, y desde ese momento me gustó la hierba", apuntó.

"Este año llegué pensando que estaba preparada. Me iba sintiendo mejor cada partido y creo que he jugado bien. Luego, ha sido increíble ver mi nombre ahí puesto en la pared de vencedores", destacó.

"Me esperaba a la mejor Venus, sabía que me iba a hacer sufrir y que tendría que luchar contra ella. Y cuando tuvo los dos 'sets points', supe que era Venus y que era algo que podía pasar, y pensé que no había que hacer un drama", dijo.

"Ahora voy a disfrutar. Cuando gané Roland Garros se me pasó volando y no disfruté lo suficiente. Quiero ser consciente de lo que he conseguido y disfrutarlo", remarcó.

"Hay mucho ajetreo ahí arriba", dijo sobre la posibilidad de lograr el número uno. "Me veo como una amenaza para ganar a cualquier otra jugadora. No pienso en el número uno, para el número uno se tienen que dar muchas cosas. Me gusta más ganar torneos así que ser número uno", dijo la nueva campeona de Wimbledon.

 

 

EFE

 

 

Deja un comentario