La negociación necesaria

La negociación necesaria

Hemos dicho y lo ratificamos, que la única rebelión viable y la menos traumática debe realizarse por la vía electoral. Mientras al régimen le conviene cerrar el camino de los votos, a nosotros los demócratas, nos interesa abrirlo y transitarlo, a pesar de los obstáculos.

 

En la coyuntura actual, hay marcadas diferencias entre los distintos factores que conforman la alternativa democrática. Hay quienes con razón consideran que en las actuales circunstancias, por los abusos del autócrata Nicolás Maduro, es preferible la abstención. Sin embargo, todos coincidimos en la necesidad de luchar por lograr procesos electorales transparentes, con garantías, observación internacional y con un árbitro independiente, para todo lo cual es indispensable un nuevo CNE.

 

Sin entrar en el terreno de las descalificaciones innecesarias, que sólo favorecen al régimen, sabemos que se ha hecho de todo para lograr el cambio político urgente y por ahora no hemos alcanzado la victoria.

El foco debe ser lograr, para las elecciones presidenciales de 2018, un nuevo CNE, observación internacional, liberación de los presos políticos, habilitación de todos los candidatos, derogación de las leyes mordaza y la apertura del canal humanitario. Son parte de la agenda de la negociación que se inicia el miércoles en República Dominicana con el respaldo de la comunidad internacional y el acompañamiento de los cancilleres de México, Paraguay y Chile.

 

Es importante que se le hable claro al país, que las conversaciones sean completamente transparentes, que se informe sobre los temas tratados y los resultados. Quienes están en desacuerdo con las negociaciones deben hacer sus propuestas de acuerdo a la realidad y a su viabilidad política.

 

Una señora me decía que soñaba con el default o el embargo de Venezuela. Cree que con ello caería el régimen, pero olvida la experiencia cubana y tampoco ve el daño aun mayor que sufriría nuestro pueblo.

 

Finalmente, como se sabe, la pasada semana un grupo del Sebin visitó el hogar de mi madre con una orden de captura en mi contra. Así nos cobran nuestras denuncias en los libros Estado Delincuente y El Gran Saqueo contra la corrupción, específicamente, en la importación de alimentos. Por cierto, EE UU emitió una nueva lista de sancionados que incluye al general Carlos Osorio por supuestos manejos irregulares cuando se desempeñó como ministro de Alimentación y responsable de CASA.

 

Carlos Tablante

Deja un comentario