¿Por qué es importante que las mamás recientes descansen?

¿Por qué es importante que las mamás recientes descansen?

La falta de descanso es un factor que viene asociado con la llegada de un bebé. Y, si bien muchos papás y mamás pueden quedarse despiertos más horas de las que imaginan, lo cierto es que el no descansar definitivamente puede volverse casi una tortura. Es que no se trata solo de dormir menos horas, sino de que el momento en que por fin conciliamos el sueño se ve enseguida interrumpido.

Estos problemas en el descanso sin duda afectan la salud emocional de cualquier individuo, aumentan los niveles de ansiedad e incluso generan un impacto mayor en su estado físico. Pero ¿qué pasa con las mamás recientes? ¿Por qué es tan importante que duerman bien? Para aclarar estas dudas, hoy te contamos 8 razones por las que el descanso de las mamás recientes debería ser una prioridad para todos.

1. Tendrá menos riesgos de sufrir problemas de salud
Los cambios corporales por los que pasa una mujer durante el embarazo e incluso durante el parto son muchos. Para nombrar solo uno, podríamos decir que el útero aumenta su volumen por mil. Sorprendente, ¿verdad? Pues, luego todo su cuerpo tiene que volver a su estado original en pocos días.

En un contexto de falta de descanso adecuado, el cuerpo de la mujer no tiene el tiempo necesario para recuperarse y el primer afectado será su sistema inmunológico, lo que aumenta las chances de que sufra enfermedades por sus bajas defensas. Además, una madre reciente que carece del descanso apropiado tiene más posibilidades de tener presión alta, enfermedades inflamatorias y ataques al corazón.

2. Podrá experimentar la lactancia de manera más fluida

Lo que menos desea una mamá reciente es tener dificultades a la hora de alimentar a su hijo. La falta de sueño afecta directamente el estado de ánimo de la mujer y, en consecuencia, puede provocar problemas en cuanto a la producción y salida de leche. Esto, a su vez, puede generar frustración en la mujer y provocar incluso el abandono de la lactancia por su propios medios para volcarse a la leche de fórmula. Sí, en cambio, esta mamá obtiene el descanso adecuado y se encuentra en calma, lo más probable es que la producción de leche fluya de manera natural y sin obstáculo alguno.

3. Tendrá menos chances de lastimarse
De acuerdo con los expertos en la materia, manejar un auto con sueño y cansancio equivale a manejar bajo los efectos del alcohol. Una mamá que no está descansada tiene, entonces, más probabilidades de sufrir accidentes andando en auto, pero también en la oficina o en su propia casa.

Si, por ejemplo, la mamá tiene otros niños que cuidar, tendrá que seguir haciéndose cargo de las actividades que ya tenía previas a la llegada del bebé, solo que ahora se le suma la responsabilidad de cuidar un nuevo ser. En estos casos, resulta clave el apoyo que pueda obtener tanto de la pareja como de otras personas de su entorno.

4. Tendrá menos posibilidades de sufrir depresión posparto

Loading ad
La depresión posparto está vinculada, entre otros factores, a la falta de un descanso adecuado. Una vez más el apoyo que la mamá reciente pueda recibir durante el puerperio será clave para que pueda evitarse una depresión.

5. Estará más contenta

El agotamiento sin dudas impacta sobre la salud emocional de la mamá reciente. La falta de descanso adecuado aumenta los sentimientos de frustración, ansiedad e irritabilidad. Obtener la mayor cantidad de horas de descanso posibles hará que la mujer se sienta, en primera medida, más a gusto consigo misma y que pueda transitar los cambios que se van dando de una mejor manera. Luego, también ayudará a que se sienta bien con los demás y que experimente deseos de interactuar con personas de su entorno y su comunidad.

6. Estará más alerta
Aunque no sea la razón más obvia, también precisa consideración. De acuerdo con los estudios científicos que se han realizado al respecto, aquellas personas duermen una hora y media durante una noche ven reducidos sus niveles de atención durante el día en un 32 %. Y estamos hablando de una única noche… Imagina una semana entera. O meses.

7. Su metabolismo funcionará mejor

Luego de dar a luz la mujer se enfrenta con un cuerpo diferente al que tenía antes de quedar embarazada y durante el embarazo. Acostumbrarse a esta nueva imagen puede provocar frustración al comienzo.

A nivel físico, la falta de descanso apropiado puede provocar problemas para perder peso. De hecho, se asocia la falta de sueño con el aumento del riesgo de sufrir obesidad. Como si fuera poco, una mamá sin energía tendrá menos deseos de salir de su casa para despejarse, hacer ejercicio o simplemente estar con ella misma.

Si, en cambio, la mamá reciente logra obtener (al menos) ciertas horas de descanso al día, su metabolismo mejorará, tendrá más deseos de consumir comida saludable y de cuidar su cuerpo.

8. Gozará de mayor claridad mental y una mejor memoria
La falta de un buen descanso impacta directamente en la memoria y en las habilidades cognitivas de las personas. Por esta razón, las mamás recientes suelen estar más olvidadizas de lo normal. Un descanso adecuado ayudará, entonces, a que la mamá pueda gozar de una mayor claridad mental y una memoria más aguda.

Desde la ciencia se afirma que un adulto debería obtener de 7 a 9 horas de sueño profundo para que su cuerpo pueda realizar en ese tiempo las funciones que debería de manera correcta. Estas horas también las destinamos para descansar nuestra mente de todas las actividades que hemos realizado en la jornada.

I Mujer

Deja un comentario