Deberías sentarte en cuclillas con más frecuencia ¡Te decimos por qué!

Deberías sentarte en cuclillas con más frecuencia ¡Te decimos por qué!

Pasar tantas horas en una silla no es nada bueno para la espalda. Para descansar el cuerpo lo mejor es sentarte en cuclillas, te contamos por qué deberías practicarlo con frecuencia.

Estar agachada con los talones pegados y los glúteos casi pegados al piso puede verse como una postura incómoda o extraña. Pero la realidad es que es la mejor forma de sentarse para descansar.

Diversos expertos han asegurado que esta peculiar postura es la más natural, cómoda y fácil para hacer varias actividades. Te mostramos todos los beneficios que puede traerte al hacer sentadillas.

Razones para sentarte en cuclillas

Te mantiene activa

Cuando nos sentamos en una silla el cuerpo permanece en una posición pasiva, pero cuando estamos en cuclillas es todo lo contrario. Esto se debe a que nuestro cuerpo activa todos los músculos para mantenernos en esa postura.

Sin embargo, esto no significa que eliminará todos los problemas de la espalda, para ello es indispensable caminar o estar de pie la mayor cantidad de tiempo.

Mejora la digestión

La realidad es que el diseño de los inodoros no nos dejan estar en la postura que favorece a nuestro organismo. La anatomía del cuerpo está diseñada para defecar en posición de cuclillas, ya que favorece el ángulo entre el intestino grueso, el recto y el ano. Al ser una postura activa se crea un equilibrio entre los esfínteres y suelo pélvico con la presión abdominal y la presión del suelo pélvico.

Favorece el parto

Los especialistas recomiendan esta postura cuando el bebé se encuentra en la fase de expulsión, ya que la pelvis y el sacro logran una mayor apertura para que salga más rápido. Esta postura no es recomendable cuando el pequeño esté descendiendo por el canal del parto.

El movimiento de ponerse en cuclillas o hacer sentadillas son beneficiosas
Controla el peso y combate la diabetes

Aunque no lo parezca, los músculos de las piernas permiten prevenir o aliviar la diabetes. Esto se debe a que tener las piernas más fuertes permite que el metabolismo queme el azúcar más rápido.

Alivia los dolores de espalda y cuello

Cuando se permanece mucho tiempo sentado en una silla, los músculos isquiotibiales se endurecen, estos generan dolor de espalda y cuello. Cuando optas por sentarte en cuclillas logras mantener los tejidos conectivos elásticos y flexibles.

Mejora el desempeño físico

Hacer sentadillas fortalece considerablemente las piernas, siempre y cuando se hagan de forma correcta. Esta postura incrementa el poder de los músculos, lo cual es fundamental para el buen desempeño de las actividades físicas.

Aumenta la expectativa de vida

Con el paso de los años se empieza a perder musculatura y se debilita el cuerpo, lo que está completamente ligado a la expectativa de vida. Una investigación realizada en el King’s College de Londres reveló que para tener una mejor salud del cerebro cuando se es mayor es mantener las piernas fuertes.

 

EME de mujer

Deja un comentario