Amsterdam busca ideas para combatir el exceso de turistas

Amsterdam busca ideas para combatir el exceso de turistas

La afluencia de turistas siempre es beneficioso para una ciudad, sin embargo, así no piensan los ciclistas de Amsterdam, quienes han visto truncado su recorrido por la gran presencia de visitantes con maletas.

El problema de exceso de turismo ha sido llevado a las autoridades y ya la capital holandesa está tomando medidas para combatir tal situación, tratando de mantener la ciudad atractiva para residentes y turistas por igual. Pero algunos dicen que no es suficiente.

Las estadías de una noche en hoteles subieron de poco más de 8 millones en el 2006 a 14 millones en el 2016. El número de visitantes a la Casa de Anna Frank ha fijado récords en siete años consecutivos, y llegó a casi 1,3 millones el año pasado.


Todos los fines de semana, el centro de la ciudad es abrumado por visitantes extranjeros en bares de mala muerte y clubes de desnudistas. Los turistas se paran a mirar a las prostitutas en la zona roja y llenan cafés donde se vende marihuana.


"Si la única razón por la que vienen a Amsterdam es para emborracharse, endrogarse, miren, nosotros no podemos hacer nada para impedirlo, pero no los queremos aquí", puntualizó el concejal Udo Kock.


Oriundos de esta ciudad se quejan de los viajeros en los cruceros que atracan cerca, y los huéspedes de Airbnb que arrastran ruidosamente sus maletas por las calles de la ciudad.

Cabe destacar que el turismo inyecta dinero a la economía y crea empleos, pero el impacto de millones de visitantes en una ciudad de 850.000 habitantes es alto.

"Daña el carácter de la ciudad", dijo Kock. "Hay barrios en los que simplemente puedes ver que la gente que solía vivir allí no quiere vivir allí más".


Entre las medidas en consideración están suspender la construcción de nuevos hoteles, mover el terminal de cruceros lejos del centro de la ciudad, prohibir tiendas sólo para turistas en las partes viejas y prohibir las "bicicletas cerveceras", largos bares movidos a pedal.

Deja un comentario