Madre Candelaría de San José es la segunda beata de Venezuela

Madre Candelaría de San José es la segunda beata de Venezuela

Susana Paz Castillo Ramírez, tercera hija del matrimonio de Francisco de Paula Paz Castillo y María del Rosario Ramírez, nació en Altagracia de Orituco (Estado Guárico, Venezuela), el 11 de agosto de 1863.

Su instrucción académica, aunque escasa y deficiente, propia de la época que le tocó vivir, no fue un impedimento para su formación integral: frecuentó una escuela particular donde dio sus primeros pasos en la escritura y el cultivo de su apasionamiento por la lectura. Además, aprendió corte y confección y toda clase de labores, especialmente bordados. Este aprendizaje fue un valioso recurso para su posterior servicio a los más necesitados.

Cuando Susana tenía 24 años asume las responsabilidades de ama de casa; a la vez que se encarga de practicar la caridad con los enfermos y heridos que recogía y cuidaba. En 1903, con la llegada del Padre Sixto Sosa y asesorado con algunos médicos de la localidad, deciden la creación de un hospital y proponen a Susana como directora del mismo.

En el Hospital "San Antonio" se recluye para cuidar de los enfermos, junto con otras jóvenes que la acompañan, todas con el deseo de abrazar la vida religiosa.

El 13 de septiembre de 1906, con autorización del Obispo diocesano, viste el hábito de las Hermanitas de los Pobres y Susana cambia su nombre por el de Candelaria de San José.

El 31 de diciembre de 1910, nace oficialmente la Congregación con la profesión de las primeras seis hermanas, en manos de Monseñor Felipe Neri Sendrea, quien confirma a Madre Candelaria como Superiora General de la Congregación. En diciembre de 1916 emitió sus votos perpetuos en manos del Padre Fundador, en Ciudad Bolívar.

Madre Candelaria recorrió muchos kilómetros en busca de recursos para el sostenimiento de sus obras; y fundando nuevas comunidades que respondieran a las necesidades del momento. Dirigió la Congregación durante 35 años desde su fundación hasta el año 1937.

Los últimos años de Madre Candelaria fueron marcados por el dolor de una fuerte artritis, no obstante, después de dejar el cargo de Superiora General, acepta seguir prestando sus servicios a la Congregación como Maestra de Novicias.

En la madrugada del 31 de enero de 1940 fallece en Cumaná. Ella, pronunciando tres veces el nombre de Jesús, entregó su alma al Creador.

La madre Candelaría de San José es la segunda beata de nuestro país gracias al milagro que se inició en el año 1995 cuando le fue diagnosticado a Rafaela Meza de Bermúdez, un embarazo de alto riesgo con síntomas de insuficiencia cardiaca, anemia y preeclámpsia. En la semana 26 del embarazo los médicos determinaron la muerte del feto, luego de hacer un ecosonograma.

La mujer oró a la Madre Candelaria de San José y cuando los médicos procedían a hacer la limpieza del útero se encontraron con que la criatura estaba viva. La niña se llama Milagro del Valle Candelaria

Gracias a 27 testimonios obtenidos del personal del hospital José Torrealba de Altagracia de Orituco y los exámenes médicos se comprobó la veracidad del hecho, y fue posible obtener la beatificación de la Madre.

Deja un comentario