Potencia tu cerebro con estos ejercicios para la memoria

Potencia tu cerebro con estos ejercicios para la memoria

Ya sea por trabajo, estudio o cuestiones personales, todos necesitan tener a la memoria como aliada en momentos clave como un examen, una exposición y hasta para situaciones tan simples y reiterativas como la clave del cajero automático, el mail o el celular. Potencia tu cerebro con las técnicas que te explicamos a continuación.

Las siete técnicas más utilizadasCarteles: Se deben usar palabras cortas y resaltadas con colores.
Armar una historia con todo lo que tengo que retener. Un cuento para ir ordenando el conocimiento. “Armar una breve historia, imaginar a esa persona. Por ejemplo, si se llama Jorge Blanco imaginarlo vestido con ropa blanca”, dijo Feldberg.
Las iniciales de las palabras. “Todos aprendimos que eran las PASO a raíz de saber que cada una era una palabra. Entonces a raíz de esa palabra podes traer la información”, puso como ejemplo Renault.
Rimas o frases : “Mi Vieja Tía Marta Jamás Supo Untar Nada al Pan”, se utiliza para recordar los planetas del Sistema Solar y en el orden de cercanía al sol: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón (que dejó de ser considerado un planeta).
Uso de colores.
Vincular lo nuevo con lo viejo.
Contárselo a otra persona.
“Cada vez que lo repito, lo voy memorizando e internalizando, entonces el decirlo también nos ayuda”, detalló Renault. “Lo que no se puede retener es porque, en general, no lo entendiendo. La clave es que sea sencillo, corto y llamativo para poder retener la información”, dijo la psicóloga.“Trabajar con la atención, es lo primero, luego darle significado y apoyarse en los recursos externos. Listas, guías, celular, agendas. Olvidar algunas cosas es normal”, añadió Feldberg.

EstrategiasEntre las estrategias de memoria más utilizadas se encuentran las visuales, luego los musicales y las orales. “Casi todos aprendimos las tablas matemáticas cantando. Esa posibilidad hacia que uno pudiera recordar conceptos que de otra forma es más difícil”, dijo Renault y agregó otros ejemplos: “Cuando aprendíamos las provincias, todas las que comiencen con ‘S’ la capital también comienza con ‘S’. Son atajos, y que tienen que ver más que nada con lo visual, musical y los colores”.

“Siempre que queremos memorizar algo nuevo debemos ser conscientes que estamos prestando atención sólo a eso. Que la atención esté orientada a la fuente del estímulo y no a otra cosa”, señaló Feldberg. “Si estamos cansados, estresados, bajoneados, es más difícil. La atención es como una linterna en un cuarto oscuro. Si no apuntamos hacia nuestros pensamientos y lo que estamos sintiendo, esa información que vamos a recibir del exterior no va a ingresar y no la vamos a poder traer al presente cuando la necesites”, graficó.

“Atención y significado son claves en el momento de recordar la nueva información. Si vamos a recibir una nueva información. Todos los otros estímulos, cómo puede ser la televisión prendida, se deben apagar, poner a un costado y enfocar en lo nuevo”, concluyó la especialista.

Sobre la edad en la cual se pueden empezar a aplicar estas técnicas, ambas profesionales destacan que se puede comenzar a trabajarlas desde pequeños. “Desde temprana edad se utilizan y tiene que ver con la capacidad de asociar. Es un hábito que si pudiéramos comenzar a trabajar desde la niñez se puede aprovechar toda la vida. Desde el jardín se usan muchas técnicas, como puede ser a través de canciones: ‘me lavo las manos, luego me siento, después a comer’, el cantar esos hábitos ayuda a retener. Lo mismo pasa con repetir acciones y eso ayuda a ordenar todos los días”, señalaron.

Eme de Mujer

Deja un comentario