La citología previene el cáncer de cuello uterino

La citología previene el cáncer de cuello uterino

Los síntomas se presentan cuando la enfermedad está avanzada, por lo que es necesario detectarla a tiempo

El incremento de mujeres con cáncer de cuello uterino ha sido de forma alarmante en el país y es la segunda causa de mortalidad después del cáncer de mama. Sin embargo, en la prevención está la clave, por lo que es altamente recomendable que las mujeres asistan anualmente al ginecólogo para realizarse la citología.

Por medio de este examen los especialistas pueden detectar a tiempo alguna lesión o anomalía en el cuello uterino. Toda mujer que lleve a cabo una vida sexualmente activa debe  tener el compromiso de realizarse el chequeo médico con frecuencia.

Este tipo cáncer es una neoplasia maligna que se origina en el epitelio cervical del cuello uterino y puede afectar localizaciones contiguas al cuello así como a distancia. Esta enfermedad es causada en 95% de los casos por el Virus de Papiloma Humano (VPH), que se transmite por contacto sexual.

El sistema inmunológico de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH. Pero algunas veces, el virus conduce a un cáncer. Las mujeres que tienen mayor riesgo de desarrollar alguna tumoración maligna en el cuello de útero son las que fuman, las que han tenido muchos hijos, las que han utilizado pastillas anticonceptivas por mucho tiempo o las que tienen una infección por VIH.

Más de 70% de los venezolanos ha estado en contacto con VPH, pero esencialmente las mujeres son las que se ven afectadas por este tipo de enfermedad. Existen cuatro etapas de este cáncer: la primera es precoz y la cuarta es tan avanzada que puede llegar a una metástasis a distancia y alcanzar diferentes órganos como los pulmones, hígado y hasta el cerebro.

 

Tratamiento

Según la etapa en el que se encuentra el cáncer de cuello uterino, el tratamiento es diferente. El que principalmente debe ser utilizado es el de radioterapia, pero en etapas no tan avanzadas es recomendable realizar una operación para evitar los efectos secundarios de la radioterapia.

El cirujano oncólogo, Miguel Escalante, informó que básicamente la prevención consiste en visitar al ginecólogo periódicamente, así como también se debe acudir a un oncólogo especialista en el tema. “Una vez que se tiene el diagnóstico del cáncer de cuello uterino se debe hacer un seguimiento oncológico progresivo, debe ser cada tres meses los primeros dos años, luego cada seis meses por tres años y durante los cinco años siguientes, anualmente”, explicó.

El especialista destacó que este tipo de enfermedad no se repite, sino que se puede dar el caso de una persistencia que, durante el tratamiento y al terminar y evaluar nuevamente, se evidencia una lesión.

De igual manera, afirmó que el aumento en el número de casos en Venezuela se debe a la falta de información en las instituciones educativas y al poco alcance de las mujeres en realizarse la citología.

“En Venezuela sí se están tratando los casos a pesar de la situación, pero lo que se quiere es crear conciencia y evitar llegar al mayor nivel del cáncer, sino tratar de atacarlo antes y la forma de hacer es a través de los exámenes periódicos”.

Resaltó que el examen médico debe ser realizado por especialistas en el área, con una buena evaluación de la muestra e interpretación de los resultados para evitar la enfermedad.

Síntomas 

Generalmente se presentan síntomas cuando la enfermedad se encuentra avanzada entre ellos está:

- Mucha salida de flujo por la vagina

- Sangrado durante las relaciones sexuales

- Sangrado espontaneo sin tener el período de menstruación

22_10

23_5

Karen Garrido

Fotos Cortesía

Deja un comentario