¿Te gusta comer de pie? ¡Es mejor que lo dejes de hacer!

¿Te gusta comer de pie? ¡Es mejor que lo dejes de hacer!

Comer de pie no se ve como algo negativo, pero un grupo de investigadores descubrieron que este hábito puede desbalancear por completo tu dieta.

La saciedad es uno de los factores que más deberíamos tener en cuenta cuando pensamos qué vamos a comer. Es todavía más importante que contar calorías. Pasa seguido que en un intento de comer liviano vamos por la ensalada de verdes y a la media hora sentimos que deberíamos almorzar por segunda vez. O quizás, comemos algo más contundente pero lo hacemos a las apuradas y la sensación es la misma.


Un nuevo estudio explica esta lógica. Se llama “Snack versus meal” y analiza cómo el contexto en el que comemos modifica cómo nos sentimos con la comida. Básicamente, apunta contra el hábito de comer “así nomás” sin sentarse con un plato a comer con tranquilidad.

Lo negativo de comer de pie:
Este tipo de comportamiento, comprobaron, lleva a que comamos de más. Los investigadores se basaron en un grupo de mujeres que fueron divididas en dos. Antes del estudio, midieron su masa corporal, qué habían comido antes y las dietas que habían realizado en el pasado.

Unas comieron un plato de pasta paradas y otras se sentaron a disfrutar de una comida con alto valor calórico. Después de la digestión, les pusieron en la mesa varios snacks tentadores entre chocolates y papas fritas de paquete. Quienes habían comido paradas y apuradas no tardaron en abalanzarse sobre la comida chatarra .

La conclusión es que siempre es conveniente tomarse un momento para sentarse y comer bien, antes que comerse una ensalada en el escritorio del trabajo o un yogurt en el camino al trabajo. Las consecuencias a la larga se van a notar.

Eme de Mujer

Deja un comentario