Ensalada de pollo, mango y vinagreta de miel

Ensalada de pollo, mango y vinagreta de miel

Las ensaladas siempre son bienvenidas, resultan ser un plato que como entrada o principal nos llena todas las expectativas, dependiendo de cómo las presentemos. Para hacer una ensalada de entrada debe resultar ligera, sencilla y con una aromática vinagreta que incite a abrir los sentidos. Si la ensalada es un plato principal debe llevar una mezcla de ingredientes que incluya vegetales, proteínas, carbohidratos y grasas, para que cumpla con los requerimientos nutricionales que nos hacen falta y que satisfaga al paladar y el cuerpo.

*1 mango maduro pero firme

*3 cucharadas de vinagre

*1 cucharada de azúcar

*1 ají picante

*Un manojo de hojas de lechuga romana

*Hojas de cilantro

*1/2 pollo horneado o sancochado

*2 cucharadas de semillas de sésamo

*1 diente de ajo

Preparación:

En un recipiente, mezcla el vinagre, el azúcar, el ajo triturado y el ají picante cortado en rueditas. Remueve suavemente con una cuchara hasta que el azúcar se disuelva.

Elimina la piel del pollo, córtalo en trozos pequeños e incorpóralos al recipiente donde preparaste la mezcla de vinagre y azúcar. Déjalo macerar en la nevera mientras tuestas las semillas de sésamo y preparas la vinagreta de miel.

Tostar las semillas de sésamo

A la hora de tostar las semillas de sésamo, asegúrate de que la sartén esté bien seca. Pon directamente las semillas en la sartén sin añadir mantequilla ni aceite. Cocínalas sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que estén bien tostaditas.

Vinagreta de miel

Puedes hacer esta vinagreta para esta ensalada de mango y guardar lo que quede, en un recipiente herméticamente cerrado, para utilizar en una próxima oportunidad. Para prepararla, necesitarás una licuadora, pues su técnica es similar a la de la mayonesa casera.

*5 cucharadas de miel

*3 cucharadas de vinagre de arroz

*1/2 taza de aceite de maíz

Preparación

En el vaso de la licuadora, coloca la miel y las tres cucharadas de vinagre. Enciéndela y espera a que la mezcla se ponga ligeramente blanca. Comienza a incorporar el aceite de maíz, cuidando de dejarlo caer en un hilito bien delgado y sin dejar de procesar. Verás cómo, poco a poco, comienza a adquirir consistencia. Sin embargo, debes procurar que no quede demasiado firme, sino como una salsa; para lograrlo, cuando hayas terminado de verter el aceite, hasta que esté homogéneo

Armar la ensalada

Mezcla bien la lechuga con el pollo macerado, sírvelos en los platos, decora con las rebanadas de mango y termina con la vinagreta de miel y las semillas de sésamo tostadas. Decora con las hojas de cilantro y sirve de inmediato.

Deja un comentario