Las criptomonedas

Las criptomonedas

Las criptomonedas son una forma de intercambiar dinero entre personas sin importar su ubicación, a través de internet, independientemente de cualquier banco, gobierno o autoridad.

Después de Bitcoin, que se mantiene como la principal criptomoneda, han surgido otras basadas en el mismo principio pero con mucho menor participación: Ethereum, Ripple, Litecoin, Monero o el Dash entre muchas otras.

Detrás de la caída de enero hay varios motivos. El primero de ellos es la estacionalidad que afecta a las criptomonedas. De la misma manera hubo una caída en Navidad, y luego a la proximidad del año nuevo chino en el que los inversores sacan dinero para comprar regalos. Además, en el primer mes del año ocurre el llamado “efecto de enero” en las criptomonedas, pero a la inversa. Sin embargo,  el Bitcoin siempre ha caído durante el mes de enero, para pasar posteriormente a subir en febrero y marzo.

Por otro lado, están las regulaciones de los gobiernos. En primer lugar Corea del Sur, ha afirmado que están estudiando prohibir portales de intercambio de criptomonedas en todo el país.  En segundo lugar, tenemos a China. En el país está prohibido desde septiembre 2017 intercambiar dinero fiduciario (fiat), como el euro, dólar o yuan, por criptomonedas. También fueron prohibidos los portales que permiten intercambiar criptomonedas entre sí. En resumen, lo que queda anulado es el acceso a portales de intercambio centralizados, tanto nacionales como extranjeros, por lo que sólo son accesibles los descentralizados. También se permite el intercambio de persona a persona.

Por su parte, Lloyds Bank, grupo británico, anunció el lunes 5 de febrero la prohibición de la compra de criptomonedas con tarjetas de crédito a sus clientes. Otros bancos del Reino Unido, como HSBC y Barclays mostraron sus opiniones al respecto. HSBC, no desea realizar una prohibición total del comercio con criptoactivos. Barclays aclaró que la responsabilidad de prohibir el comercio con criptomonedas recaería en Visa y no en el banco. Del mismo modo, el CEO de Visa, Alfred Kelly, declaró en una entrevista que la compañía financiera no procesará transacciones basadas en criptomonedas, pues estas son más afines a la definición de activo que de moneda. En resumen, la compra de criptomonedas podría quedar prohibida por medio de las tarjetas de crédito pero se podrán adquirir con tarjetas de débito o cheques.

De igual modo, Citi Group y Bank of America pusieron en marcha la prohibición el 2 de febrero y la de JP Morgan entró en vigencia el viernes 3. Asimismo, la compañía filial de Bank of America, Meryll Lynch, no permite, desde enero 2018, que sus clientes y asociados realicen nuevas inversiones en el fondo Bitcoin Investment Trust. Esto debido a la preocupación de Bank of America por los estándares de idoneidad y elegibilidad de este producto. Wells Fargo, también decidió prohibir a sus asesores que comercien con el fondo de Bitcoin. UBS, Morgan Stanley y RBC tampoco ofrecen acceso a los mercados relativos a Bitcoin para sus clientes. Por ello el cierre de Wall Street al mercado de futuros de Bitcoin.

Por otro lado, Australia and New Zeland Banking Group (ANZ), National Australia Bank y Westpac, los tres principales bancos de Australia, son instituciones que no tienen previsto la posibilidad de compra con instrumentos crediticios para sus clientes pero tampoco las aceptan como medio de pago. También, ANZ dio a conocer que no trabajan directamente con casos de cambios digitales porque las mismas carecen de regulación.

 

Regulación necesaria:

Esto sugiere la necesidad de regulaciones para una apertura real de parte de los bancos hacia las criptomonedas.

Con Corea del Sur, Japón y China haciendo ruido sobre una ola regulatoria, y autoridades en Francia y Estados Unidos, que han prometido investigar las criptomonedas, las autoridades tienen previsto debatir el alza del Bitcoin en la próxima cumbre del Grupo de los 20 mayores países más industrializados del mundo (G20), que se celebrará en Argentina El próximo marzo.

Todas esas limitaciones y prohibiciones que han surgido forman parte de la incertidumbre ante lo nuevo, pero no tengo ninguna duda, de que el futuro es del dinero digital y que las criptomonedas en la medida de que logren estabilizar temas como las regulaciones adecuadas, la seguridad de las transacciones y asegurar lo relacionado a las necesarias políticas de legitimación de fondos, tendrán un futuro garantizado.

 

Medidas de seguridad:

Siete consejos de seguridad de Kaspersky:

  1. Verifica siempre la dirección web de un monedero y no sigas enlaces a bancos de internet o monederos web.
  2. Antes de enviar dinero, comprueba la dirección del destinatario (al menos los primeros y últimos caracteres), la cantidad a enviar y la comisión.
  3. Escribe un recordatorio que te permita recuperar un criptomonedero en el caso de que pierdas este o la contraseña.
  4. Toma decisiones informadas cuando vayas a hacer una criptoinversión y no te precipites.
  5. Recuerda que las inversiones en criptomonedas son muy arriesgadas. No inviertas más de lo que estés dispuesto a perder y diversifica las inversiones.
  6. Usa monederos en hardware.
  7. Ten activa una protección antivirus de calidad para proteger los dispositivos que usas para acceder a los criptomonederos, hacer cambios de moneda, etc.

 

Fututo prometedor:

En conclusión, las divisas virtuales crecen y acaparan más interés y son una alternativa que acapara cada día más interés frente al dinero tradicional. Sin embargo, estos nuevos tipos de operaciones pueden presentar serios problemas de seguridad que también deben ser muy tomados en cuenta y tener las precauciones del caso. Pienso que la tecnología blockchain es el futuro y que tomará un rol importante en los mercados. Todo indica un futuro positivo y prometedor para este mercado de las criptomonedas.

 

Endeudamiento Bancario

Aunque pueda resultar un tema sencillo, no todas las personas saben reconocer cuál es su actitud ante las deudas bancarias, y cómo los bancos los podrían clasificar de acuerdo a su comportamiento de pago. Comprenderlo, le servirá para tomar una mejor decisión ante la posibilidad de tomar o no nuevas deudas. Se tomó como base, criterios estándar que se utilizan en el análisis de crédito aplicado a personas naturales. Reiteramos que existen múltiples bondades y beneficios de un buen uso del préstamo en lo personal y en lo comercial. Las tasas de interés continúan siendo muy atractivas, el tema es ¿cómo, cuánto y para qué endeudarme?

El Estado civil de la persona que se endeuda también es un criterio a considerar a efectos de identificar patrones de endeudamiento. Por ejemplo, y aunque no hay suficientes estudios para sacar conclusiones sobre este punto, investigaciones realizadas en la comprensión del estado civil de las personas en su productividad, señalan que los empleados casados o que viven en pareja, faltan menos al trabajo, pasan por menos rotación y están más satisfechos con su puesto que sus compañeros solteros. Se añade que el matrimonio o vida en pareja, impone mayores responsabilidades que aumentan el valor y la importancia de un empleo estable.

La edad es otro factor a considerar. Los ingresos pueden estar distribuidos de manera diferente entre distintos grupos de edad. De acuerdo con la Teoría del Ciclo de Vida (presentada en 1985 por Franco Modigliani), se enfatiza el hecho que cada persona cumple con un ciclo en su vida económica: La trayectoria de los ingresos laborales se describe como creciente hasta alcanzar un máximo, luego desciende moderadamente hasta el momento de la jubilación. Las personas a partir de los 31 años y hasta los 60 reciben un ingreso mensual medio por encima del promedio de la población total. Por tanto, tener menos de 30 años o más de 60 años, es pues un factor de riesgo considerado por los bancos. Recuerde por supuesto, que toda regla tiene sus excepciones, pero la teoría parte de que la persona con pareja estable y entre 30 años y menor de 60 años es de menor riesgo.

La estabilidad laboral es importante, la antigüedad en su puesto de trabajo también influye. Cuanto más tiempo tiene una persona en un puesto, menos probable que renuncie. Además, en congruencia con las investigaciones en las que se señala que la conducta anterior pronostica bien la futura, en las pruebas se indica que la antigüedad de un empleado en su trabajo anterior es un pronosticador sólido de su rotación futura.

Considerando además su patrón de pago, una persona puede ser clasificada por un banco como sigue; Un Cliente modelo: su situación económica incluye otros créditos vigentes pero cancela su deuda puntualmente; Un cliente mal organizado: corresponde a aquellas personas que presentan un bajo nivel de morosidad de créditos anteriores, pero sus deudas morosas se han resuelto favorablemente; Un cliente temporalmente deudor: se endeuda ocasionalmente en un mes o cuando tiene un problema, pero restablece su ciclo normal y; Un cliente deudor crónico: sus deudas son frecuentes y las mantiene por un largo período de tiempo. Elija pues con cuál tipo de cliente se identifica y tome o no, los correctivos necesarios. Tome en cuenta, que identificado como un deudor crónico, nadie querrá prestarle. Por lo tanto, cuide su crédito.

 

 

José Grasso Vecchio
twitter: @josegrasso
[email protected]
www.consultoresicg.com

 

 

Deja un comentario