La cartera de Sylvia Plath vale más que un manuscrito de Dickens

La cartera de Sylvia Plath vale más que un manuscrito de Dickens

La subasta de libros raros y manuscritos de Bonhams –el paraíso de los letraheridos y los fetichistas literarios– se saldó con Sylvia Plath y Ted Hughes como líderes en ventas: los objetos del famoso matrimonio de escritores se vendieron por un total de 1,7 millones de euros. Tiene mérito si pensamos que en la misma subasta se ofrecían manuscritos de Dickens, Wordsworth o Adam Smith.

La estrella de la noche fue una copia firmada de la única novela de Sylvia Plath, «La campana de cristal», una primera edición que la autora se había guardado para ella y que se vendió por 100.000 euros. Un objeto único que, además, tiene morbo: estaba fechada en la Navidad de 1962, unas semanas antes de la muerte de la poetisa.

Otro ejemplar de la misma novela, esta vez con correcciones de la propia Plath, alcanzó los 85.000 euros. Y la máquina de escribir con la que alumbró la mayor parte de sus obras –una Hermes 3000 de color verde menta–, se colocó por 37.000 euros. Es un precio muy superior al que alcanzó en su día la Hermes del legendario Jack Kerouac (18.200). Lo dicho: Plath, una estrella entre letraheridos y fetichistas literarios.

Los objetos de la famosa pareja salieron a subasta por iniciativa de su hija, Frieda Hughes. No solo se vendieron objetos literarios, sino también cosas personales de los escritores: una cartera de Plath (10.000 euros, aunque no llevaba ningún billete dentro), un dibujo que ella hizo de su marido (17.000 euros), o un libro de recetas sus platos favoritos y los de Ted (5.000 euros).

Resulta curioso comparar esas cantidades con los desembolsos que produjeron algunos manuscritos de Dickens (2.000 euros) William Wordsworth (16.200 euros) o Adam Smith (1.000 euros).

Deja un comentario