El anillo de oro

El anillo de oro

El saqueo que ha sufrido Venezuela en los últimos quince años es casi incalculable. Cifras del libro El Gran Saqueo, lo ubican en unos US$ 300.000 millones. Esa cantidad luego fue corroborada por los exministros chavistas Giordani y Navarro.

La mayor parte fue robada en Pdvsa durante la gestión de Rafael Ramírez. Los culpables están empezando a ser enjuiciados en otros países, sobre todo en EEUU, donde se adelanta una importante investigación de la red de corrupción incrustada en la propia Oficina Nacional del Tesoro.

Fundamental fue también el asalto a las finanzas públicas a través de los contratos con Odebrecht. A cambio de sobornos, los directivos responsables de velar por la ejecución de los presupuestos, pagaron con sobreprecio obras que nunca se terminaron. En todas estas tramas de corrupción intervinieron altos funcionarios -inclusive el propio Nicolás Maduro- según confesó el presidente de Odebrecht en el juicio que se le sigue en Brasil.

En Venezuela no se ha iniciado ninguna investigación seria sobre el asalto a las finanzas públicas. En los últimos meses se han efectuado algunas detenciones relacionadas con Pdvsa que responden más a peleas internas del PSUV, que al deseo de hacer justicia. Sin embargo, sirven de excusa para que ahora el régimen a través de Pdvsa demande a más de 40 empresas y personas en EEUU con el objetivo de recuperar US$10.000 millones supuestamente robados a través de la red de corrupción de la petrolera. El bufete contratado por el régimen de Maduro es el mismo que defendió a sus sobrinos en el juicio por narcotráfico, cuyos honorarios fueron pagados por el contratista de la petrolera, Wilmer Ruperti.

Por ahora, el juicio en Florida donde el testigo estrella es el ex-tesorero nacional, teniente Alejandro Andrade, se encuentra en fase de secreto sumarial. Sin embargo, ya comienzan a aparecer los nombres de las más de 20 personas entre altos funcionarios y empresarios que formaron parte de una red de corrupción para hacer negocios turbios en base al diferencial cambiario en la negociación de bonos y notas.

Los jóvenes oficiales, que en algún momento fueron calificados por Ángela Zago como los integrantes de “la rebelión de los ángeles”, forman ahora un anillo de oro que exhibe ante el mundo de manera grotesca las riquezas mal habidas, mientras el pueblo de Venezuela vive en medio de la miseria, el caos y la violencia.

 

|| Carlos Tablante

Deja un comentario