Hallado el kit de tatuajes más antiguo hasta la fecha

Hallado el kit de tatuajes más antiguo hasta la fecha

No es ninguna novedad que varias sociedades ya portaban tatuajes hace siglos. Tanto que ya son varios los yacimientos en los que se han encontrado restos humanos con dibujos sobre su piel, algunos datan de hace 5.000 años. Ahora varios investigadores han llevado a cabo el hallazgo de utensilios empleados expresamente para realizar tatuajes; estos tienen una antigüedad de 3.600 años y fueron encontrados en Williamson County, Tennessee.

El kit, conformado por varios huesos afilados y huecos, fue desenterrado en 1985. Sin embargo, permanecieron durante varios años echando polvo en un alamacén. Los encargados de salvar del olvido estas piezas han sido el arqueólogo Aaron Deter-Wolf, de la Tennessee Division of Archeologyy, y la zoóloga Tanya Peres, de la Universidad Estatal de Florida.

El método que se seguía para tatuar con estos huesos consistía en colocar la tinta en la punta afilada y punzar repetidamente la piel. «Con la llegada de los europeos, prácticamente todos los grupos de nativos americanos en Great Plains y Eastern Woodlands practicaban el tatuaje», dijo Deter-Wolf a la publicación Mental Floss . «Si se trata de algo tan generalizado y tan importante, sospechamos que está muy arraigado en la historia de los nativos americanos», añadió.

Que los nativos americanos se tatuaban lo han demostrado distintos yacimientos ubicados entre la costa este de Canadá y las islas hawaianas. El arte corporal, a menudo, se usaba para identificarse como parte de una determinada tribu, aunque algunas comunidades también las usaban para prácticas espirituales y terapéuticas. Un relato de los colonos del siglo XVII afirma que un jefe iroqués, llamado Nero, tenía 60 tatuajes en su muslo, cada uno simbolizaba a un enemigo que había matado.

Sin embargo, la práctica del tatuaje data de mucho más atrás. El tatuaje más antiguo conocido pertenecía a Ötzi, el hombre de hielotirolés, una momia naturalmente conservada que se encuentra en los Alpes, en la frontera austríaco-italiana, y que tiene una antigüedad de unos 5.000 años.

Alberto Hernández

Deja un comentario