Descifran las tablas que escondían la ubicación de la ciudad milenaria de Mardaman

Descifran las tablas que escondían la ubicación de la ciudad milenaria de Mardaman

En octubre de 2017, en el sitio arqueológico de Bassetki (Irak), fueron halladas más de 90 tablillas de arcilla con escritura cuneiforme. Ahora, más de un año después, han sido descifradas y han revelado la ibucación de una de las grandes ciudades del imperio asirio: Mardaman, un lugar que citaban las fuentes antiguas pero cuya localización era totalmente desconocida.

Las tablillas, que estaban parcialmente deterioradas, habían sido encontradas dentro de una vasija de cerámica a modo de archivo. «Puede que fueran escondidas de esta forma poco después de la destrucción del edificio que había alrededor. La información depositada en el interior quizá tenía que ser protegida y preservada para la posteridad», apuntó el director de las excavaciones, Peter Pfälzner, a «National Geographic».

Esas tablillas, fechadas en el 1250 a.C., describían la antigua función del sitio arqueológico: la sede administrativa del gobernador de una provincia que no se conocía hasta ahora. «De repente quedó claro que nuestras excavaciones habían sacado a la luz el palacio de un gobernador asirio», añadió Pfälzner.

Esa región era Mardaman, una ciudad destruida y conquistada varias veces y que sirvió de reino y capital de provincia a lo largo de la historia. Su posición entre las rutas comerciales entre Mesopotamia, Anatolia y Siria la convirtió en una ciudad importante, que llego a ser sede del gobernador del imperio asirio medio entre los años 1250 y 1200 a.C.

Deja un comentario