FAN, la lealtad es con la Constitución

FAN, la lealtad es con la Constitución

Nicolás Maduro ha estado usurpando el poder, violando sistemáticamente los derechos humanos. Esa es la verdadera razón por lo que la comunidad global lo rechaza. Las sanciones internacionales van dirigidas contra él y la casta cívico-militar que lo sostiene.

La lealtad de la FAN es con la Constitución que de acuerdo al artículo 328 establece claramente que “en el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.

La derrota al fraude y a la trampa auto-releccionista de Maduro debe fortalecer el esfuerzo de conducción política unitaria de quienes aspiramos a un cambio inmediato. Vamos a reorganizarnos en un reencuentro de frente y en todos los frentes, cada quien en lo suyo pero juntos por Venezuela para aumentar la presión política colocando el acento en los temas sociales y económicos.

Todos los venezolanos saben que lo que hubo el 20-M no fue una elección presidencial. En especial los militares pudieron constatar la desmovilización general de los electores, ya que a través del Plan República manejan la información real de lo que pasó y con razones suficientes, al igual que el resto de los venezolanos, y con indignación desde los cuarteles, están exigiendo un cambio de rumbo, es decir, el rescate de la Democracia. Por eso, decenas de ellos han solicitado la baja o están detenidos o perseguidos por el G2 cubano y los órganos de inteligencia del régimen.

El cambio es urgente. La presión de la comunidad internacional aumenta de manera contundente. Este lunes será la Unión Europea la que anunciará nuevas sanciones, ratificará su desconocimiento al régimen de Maduro y exigirá la realización de una verdadera elección presidencial.

La gente ya no aguanta más. Maduro, como buen títere de la dictadura cubana, pretende enterrar la vía electoral. El deber de los demócratas es luchar por unas verdaderas elecciones, limpias, independientes y con todas las garantías, es decir, como hemos dicho, sin presos políticos, ni exiliados, sin partidos políticos ilegalizados ni líderes inhabilitados, con observación internacional imparcial, con un árbitro confiable, y sobre todo, con el compromiso de lograr un gobierno de unidad nacional para construir, con la fuerza de todos, la mejor Venezuela.

 

@TablanteOficial

www.carlostablante.com

Deja un comentario