La Feria del Libro rinde homenaje a Lorca en el 120 aniversario de su nacimiento

La Feria del Libro rinde homenaje a Lorca en el 120 aniversario de su nacimiento

Los paraguas desaparecieron ayer en la Feria del Libro de Madrid en una jornada en la que se rindió homenaje a Federico García Lorca y en la que el sol y los miles y miles de visitantes llenaron de optimismo a los libreros, de tal forma que su director, Manuel Gil, prevé acabar esta cita con buenas cifras. Aegura que, a pesar de las malas condiciones climatológicas con las que se inauguró, prevé llegar a los 2,2 millones de visitantes, 600.000 ejemplares vendidos y 10 millones de euros en ventas a su término, el próximo 10 de junio. Gil ha destacado también el incremento en el número de visitantes de fuera de Madrid, que el año pasado ya llegó al 21 por ciento, de tal forma que ha hablado de un «turismo del libro». Las librerías y las editoriales sacaron su «artillería pesada» y sembraron la feria de conocidos autores que pasaron la jornada firmando ejemplares a sus lectores: María Dueñas, Fernando Aramburu, Almudena Grandes, Rosa Montero, Javier Moro, Luis García Montero, Manuel Rivas y Lorenzo Silva, entre otros muchos.

La feria rindió un homenaje a Federico García Lorca en el 120 aniversario de su nacimiento, con motivo de la publicación del nuevo libro de Ian Gibson, «El asesinato de García Lorca», en un encuentro en el que el cantaor Miguel Poveda puso voz a poemas del poeta granadino más universal. Ambos charlaron junto al periodista Víctor Fernández, experto en la figura de García Lorca, en este encuentro. Gibson (Dublín, 1939) habló de la revisión del primer libro de su carrera, «El asesinato de García Lorca», publicado por primera vez en Francia en 1971 -a España no llegaría hasta el año 79- y «descatalogado» desde su última reimpresión, en 2005. El nuevo volumen incorpora nuevos estudios publicados desde su última revisión sobre la muerte del autor de «Poeta en Nueva York», cuya obra es «casi cósmica».

Lorca, según Miguel Poveda, puede ser «un símbolo» a seguir en «estos momentos de confusión», un poeta al que recordó como una persona que abogaba «más por los encuentros que por los desencuentros». Tras recitar y cantar parte del poema «Grito hacia Roma», Poveda destacó la actualidad de su mensaje, ya que es un «grito que en la actualidad se puede hacer a nuestros políticos» ante el desajuste social: «Hoy se hace vigente desgraciadamente» la obra de este «ser de luz», dijo el cantaor.

Alberto Hernández

Deja un comentario