"Sueño en otro idioma" la película que abrió el Festival de cine en San Andrés

File doesn't exist

La historia de Isauro y Evaristo logró sacar más de una lágrima a los asistentes del "Festival de cine de los siete colores", dejando una huella imborrable en la primera edición de este evento.

Evaristo e Isauro, dos ancianos que tienen la labor de no dejar morir la lengua más sagrada de su región. Imágen de la pelicula "Sueño en otro idioma"

Una milenaria lengua indígena agoniza: sus dos últimos hablantes Evaristo e Isauro se pelearon cincuenta años atrás y desde entonces no se dirigen la palabra. Martín, un joven lingüista asumirá el reto de reunir a los dos viejos para convencerlos de hablarse una vez más y obtener un registro grabado de la lengua.

¿Qué será lo que esconden esas caras largas, infelices y preocupadas? llenas de arrugas, y en cada marca en sus rostros, una experiencia vivida. Qué esconderán los abuelos… esas cosas que vivieron, pero que jamás contaron, y hasta hoy las cargan en sus espaldas.

Sueño en otro idioma revive una fábula mexicana en la que una antigua lengua llamada El Zikril, cuya función es que a través de ella los humanos y los animales se entiendan, está al borde de la extinción. Evaristo e Isauro, los únicos dos ancianos que saben hablar Zikril no tienen una buena relación, porque los dos ocultan un secreto que, desde jóvenes, los atormenta.

En su juventud, Evaristo era el traductor de Isauro, que no hablaba español, únicamente la antigua lengua Zikril, así que nadie más en el pueblo le entendía. Además de compartir juntos cada día de su vida, los dos protagonistas se tenían un cariño más allá de lo normal, eran incondicionales y se amaban recíprocamente.

 Tardes en la playa después de escaparse juntos de la escuela en la que estudiaban era su plan favorito, correr en la suave arena mojada que permeaba el verano, jugar en el mar y conversar con una fogata era la forma en la que pasaban sus días, hasta que María apareció y Evaristo, por miedo a los estereotipos y castigos divinos, decidió formar una familia con ella, dejando a Isauro completamente solo.

Los dos examigos ya no eran más que simples conocidos que jamás volvieron a cruzar palabra, hasta que la valiosa lengua indígena corría el peligro de extinguirse por completo. Martín, un lingüista mexicano llega a Veracruz con el objetivo de unirlos de nuevo y así, transmitir a través de la emisora comunitaria del pueblo, unas cuantas clases de Zikril con la esperanza de que no desapareciera.

Sin embargo, las cargas del pasado de los dos abuelos no le dejan a Martín una tarea fácil, pero él no comprendía por qué Evaristo se negaba a hablar con Isauro. Lluvia, la nieta de Evaristo, le aconsejaba que hablara con su viejo amigo y que arreglaran las cosas, pero él se negaba, aunque en sus ratos libres se tomaba el tiempo para ir a mirar cómo estaba, sin que él se diera cuenta.

La vergüenza que Evaristo cargó toda su vida al sentir que amaba a Isauro terminó por convertirlo en un hombre infeliz, que vivió toda su vida fingiendo no quererlo, cuando la realidad era opuesta, y solo pudo perdonarse a sí mismo cuando Isauro murió, y con él la lengua que tanto intentaron proteger, y dándose cuenta de que el único idioma que jamás debe morir, es el del amor.

El largometraje de Ernesto Contreras es una de las apuestas más originales del cine mexicano, y que aborda temáticas importantes relacionadas con los estereotipos, la homosexualidad y la discriminación. "Sueño en otro idioma" se estrenó en el "Festival de Sundance" en 2017 y estuvo nominada a 14 de las 26 categorías de los premios Ariel. 

cultura 4

Alberto Hernández

Deja un comentario