Cinco días con la poesía del aragüeño José Pulido en Génova

Cinco días con la poesía del aragüeño  José Pulido en Génova

Hoy jueves 14 a las 9:00 de la noche, en el Cortile Maggiore del Palazzo Ducale, Pulido estará leyendo junto con los poetas Samantha Barendson, de Francia, Charlotte Van Den Broeck, de Bélgica, y Omar Khir Alanam, de Austria. Al finalizar las lecturas, Vicenzo Zitello ofrecerá un concierto de arpa céltica.

Luego el viernes 15, a las 5:00 de la tarde, Pulido y el poeta Armando Rojas Guardia en el Salone Minor Consiglio del Palacio Ducale, conversarán sobre poesía y los temas de la actualidad venezolana.

El sábado 16 estará en los Giardini Luzzati a las 11:00 de la mañana junto con el poeta Armando Rojas Guardia. Volverán los dos venezolanos a las 9.00 de la noche a los Giardini Luzzati, y a las 11:30 a la luz de las velas estará leyendo Pulido en compañia de Mirko Bozic, Bosnia Herzegovina, Mia Lencomte, Francia, y Ronny Someck, Israel.

El domingo 17 volverá a los Giardini Luzzati a las 5:00 de la tarde junto con Aymen Hacen, Tunez, Beppe Mariano, Italia, y Begonya Pozo, Espana

Para finalizar sus presentaciones en el 24 Festival de Poesía de Génova, el lunes 18 de junio, en el Castillo de Canevaro, en Zoagli, Pulido leerá con Claudio Pozzani y Barbara Garassino en un evento denominado 1er Art in Progress Event, homenaje poetico musical en memoria de Grec Lake, bajista británico de rock, además de guitarrista, vocalista, compositor y productor, miembro de King Crimson, y fundador de Emerson, Lake & Palmer.

José Pulido es poeta, narrador y periodista, dirigió las páginas de arte de los más importantes periódicos venezolanos. Sus entrevistas han sido objeto de estudio en las universidades venezolanas y han sido analizadas en tesis y estudios de grado. Ha publicado cinco libros de poesía y ocho novelas y recibió en el 2000 el Premio Municipal de Literatura, Mención Poesía, por su poemario Los Poseídos.

La más reciente producción poética de José Pulido muestra el todo que contiene su poesía: Sus versos exploran sentimientos a través de los sentidos para mostrar al ser humano sin vestiduras ni ataduras ni poses. El roce de una piel, el sabor de la nostalgia, de la alegría, la tristeza, el olor del miedo, de la soledad, y el sonido del amor van construyendo una trama vivencial que narra una historia, un momento de una vida que por verdadera y profunda se nos antoja conocida.

 

Alberto Hernández

Deja un comentario