Banca Electrónica

Banca Electrónica

La Banca Electrónica son los productos y servicios que ofrecen los bancos y  demás instituciones financieras a través de canales electrónicos, tales como: puntos de venta, banca telefónica, banca por internet, banca móvil o pago móvil.

Entre los productos o servicios que ofrece la Banca Electrónica, se encuentran: Consultas de saldos y movimientos de cuentas, transferencias, pagos, retiros, depósitos, afiliaciones, domiciliaciones, suspensión de productos y servicios, reclamos, gestión de requerimientos, estados de cuentas, referencias bancarias, apertura de segundas cuentas, avances de efectivo, recargas de telefonía móvil y mucho más.

Nos hemos acostumbrado a la tecnología y hemos aprendido a confiar en ella, y esto incluye el campo de las finanzas personales. Nuestras consultas y operaciones bancarias han ido trasladándose a la banca electrónica y a internet.

A pesar de ello, aún encuentro gente que mantiene dudas, acerca de la seguridad de las transacciones electrónicas en comparación con las que solíamos hacer en las taquillas de los bancos, siempre con soportes físicos en papel. Si la banca electrónica es segura y debe usarse con precauciones, pero con confianza.

Pues bien, la realidad es que, después de apartar casos puntuales en que en contadas ocasiones ocurren problemas y que casi siempre conocemos después de que las autoridades atrapan a los estafadores informáticos, las operaciones de comercio y de banca electrónica, y al propio internet, son cada vez más seguras: Los sistemas que respaldan las transacciones bancarias son más robustos y están en permanente mejoramiento. Lo cierto es que estas operaciones, aunque no sean infalibles, son mucho más seguras que las que se hacen en cheque. Y ni hablar del efectivo. Lo que quiere decir esto, es que está de nuestra parte tomar las medidas de precaución necesarias para que la tecnología sea realmente invulnerable.

Entre los beneficios de la Banca Electrónica tenemos: Confiabilidad y seguridad en cada operación; manejo de tus cuentas sin ir al banco; Sistemas amigables que facilitan el uso de los servicios y la inmediatez en la ejecución de tus operaciones. Amplia cobertura dentro y fuera del territorio nacional, en virtud de que puedes movilizar tus cuentas y efectuar pagos desde cualquier sitio seguro. Permite imprimir los comprobantes de las operaciones y estados de cuentas para tus conciliaciones. Las notificaciones o alertas de tus operaciones realizadas a través de la banca electrónica se envían al teléfono móvil y/o al correo electrónico. Soporte técnico para los usuarios del servicio, entre otras.

 

Las nuevas tecnologías

Imagine que va a comprar el pan y el panadero no le deja pagar en efectivo y le dice, solo con tarjeta o a través de una aplicación del móvil. Esto nos parece casi un tema de ciencia-ficción, pero es lo que ocurre en un país como Dinamarca desde hace varios años, ya en nuestro país es posible con el impulso que se ha dado a la banca electrónica, tenemos el P2P que es el sistema de pagos interbancarios a través de telefonía móvil. Es un mecanismo importante para el desarrollo del país y permite dar un salto cualitativo en materia de canales electrónicos, al sumarse, al pago domiciliado, lo que permitirá una disminución del uso del efectivo. En Venezuela se hace mucho uso de las agencias bancarias, si bien cada día más personas migran a la banca electrónica. Otros ejemplos importantes de modernización, podría ser el desarrollo de la banca móvil, importante en el caso venezolano por la penetración del celular y tendría sin duda, un desarrollo importante. Veamos en detalle, el Pago Móvil interbancario P2P, también conocido en español como red entre pares y que es en la actualidad una de las formas más importantes y populares de compartir todo tipo de material entre usuarios de Internet, sin importar la plataforma de software utilizada ni el lugar o momento en que se encuentren).

Agreguemos al P2P original que ahora muchos bancos tienen el P2P por SMS y también se han ido incrementando los montos que se pueden transferir por esa modalidad. Luego sumemos el P2C que no es otra cosa, que el pago de persona a comercio y que estará operativo a partir de Julio, ya en algunos bancos se está haciendo la prueba.

 

Los países de la eurozona trabajan para restringir los pagos en efectivo, y las monedas electrónicas están en pleno auge. En Suecia hasta las colectas en las iglesias se hacen a través de pagos electrónicos.

Utilizar efectivo es caro, porque a los empleados les lleva tiempo manejarlo y contarlo, y conlleva también preocupaciones de seguridad. Pero además, las emisiones de billetes y monedas tienen grandes costos y es por todas estas razones, que un gran movimiento de modernización de los medios de pago se mueve hoy día en los mercados internacionales, a la caza de que se haga un mayor uso de la banca electrónica y opciones por la banca móvil y el dinero plástico y al mismo tiempo, un menor uso del efectivo y del cheque.

Creo que en la medida en que se logre avanzar hacia un mundo con menos efectivo, tendiente casi a cero, el servicio bancario mejorará y será menos costoso. En nuestro caso, se hace todavía mucho uso de la sucursal bancaria, por supuesto, avanzar en éste camino, implica, incrementar los niveles de bancarización (incorporación de más personas al uso de productos y servicios bancarios) De la mano de ese proceso, debe lograrse que la población con más educación financiera que permita la comprensión de que la banca electrónica en primer lugar es muy segura y luego, de que está disponible las 24 horas del día los 365 días del año y sin importar donde se encuentre, serán los elementos que potenciarán el desarrollo y modernización de los medios de pago.

Empresas tecnológicas se han embarcado en una misión antiefectivo, mientras que varias ONG, gobiernos, el Banco Mundial, pequeños comercios, multinacionales, desarrolladores de aplicaciones, todos tienen agendas en las que incorporan alternativas al efectivo, y todos están intentando avanzar en el tema.

Las predicciones de un mundo sin efectivo tienen un largo historial de incumplimiento, pero cada día estaremos más cerca de ese objetivo. Esto es en parte debido a que el progreso se produce en fases lentas, y en parte porque el dinero físico ha funcionado satisfactoriamente a lo largo de muchísimo tiempo.

 

Inclusión financiera

Inclusión financiera es el acceso a diversos productos financieros y servicios financieros de calidad, lo que quiere decir, que la inclusión va mucho más allá de una apertura de una cuenta. Con la inclusión financiera, se facilita el acceso de la población a servicios y productos financieros que luego, contribuirán a permitirles más ingresos y una mejor calidad de vida. A nivel macroeconómico, la inclusión financiera impulsa un mayor crecimiento económico.

Los sistemas financieros y la banca en general se han dado cuenta desde hace tiempo de que es una tarea inaplazable incorporar en forma masiva y cuanto antes mejor, a grandes cantidades de personas que, en todo el mundo, permanecen inexplicablemente fuera del ámbito bancario, Venezuela no es la excepción. Si bien en nuestro país hemos visto un crecimiento importante de la población bancarizada, en los últimos años falta mucho por hacer.

Se puede afirmar que, la búsqueda de nuevas formas de incluir a vastos sectores de la sociedad como usuarios de la banca, y por tanto, como actores de la economía moderna y formal, es ya una tendencia irreversible, especialmente en Venezuela, donde las instituciones financieras han estudiado, puesto en práctica y masificado muchas vías posibles de extender sus servicios hacia todos los estratos sin excepción.

Estudios señalan que dos de cada tres ciudadanos que reciben un microcrédito -el instrumento más básico hacia la inclusión financiera- logran incrementar sus ventas y ganancias; de ellos, entre 50% y 95% incorporan prácticas contables y gerenciales a sus negocios.

A nivel mundial el número de personas excluidas de los servicios financieros está a la baja. Los esfuerzos por acercar productos de ahorros, crédito, nuevos medios de pagos están creciendo; sin embargo, aún existen 2 mil millones de personas sin inclusión financiera.

La solución, pasa por lograr que más personas puedan no sólo tener una cuenta bancaria sino que realicen transacciones financieras a través de medios electrónicos.

Las nuevas formas de pago nos indican que el futuro es hoy y lo que construiremos cada día, ya que aumenta la confianza en la aceptación de nuevos medios de pago electrónicos que no solo están a la vanguardia en tecnología sino en estándares de seguridad. La innovación nos permite contar con soluciones ágiles donde la preferencia y uso de los medios de pago electrónicos prevalecerá ya que vemos un futuro de medios de pago digitales y pasando a tecnologías sin contacto.

 

|| José Grasso Vecchio
twitter: @josegrasso
[email protected]
www.consultoresicg.com

 

 

 

 

Deja un comentario