Arroz chino a la venezolana

Arroz chino a la venezolana

 

El arroz chino a la venezolana es un plato basado en la elaboración de arroz frito con un toque oriental. Prepararlo es muy sencillo y te permitirá degustar un tipo de plato diferente a los habituales.

Ingredientes:

Para el Arroz blanco

 2 Tazas de Arroz crudo

 4 Tazas de Agua (960 Mililitros)

 1 Pizca de Sal

 1 Cucharada sopera de Vinagre

 3 Cucharadas soperas de Aceite

 1 Diente de Ajo

Para el aderezo

 1 Chorro de Salsa de soya

 4 Hojas de Ajoporro

 2 Unidades de Chuletas ahumadas grandes y picadas en cuadritos

 6 Lonchas de Tocineta

 2 Tazas de Frijoles chinos

 1 Unidad de Pechuga de pollo cortada en cuadros

 1 Loncha de Jamón cortada en cuadritos

 ½ Taza de Aceite

 1 Cucharada sopera de Vinagre

Pasos a seguir para hacer esta receta:

  1. Empezaremos nuestra receta de arroz chino a la venezolana cocinando el arroz blanco. Para ello, sofríe el ajo bien machacado con tres cucharadas de aceite. Luego, agrega el arroz y muévelo enérgicamente hasta que empiece a adquirir un tono blanquecino. Ahora deberás pasarlo a una olla para cocinarlo. Deberás añadir por cada dos tazas de arroz cuatro de agua y una pizca de sal.
  2. Pon la olla a hervir y, en cuanto alcance el punto de ebullición, incorpora la cucharada de vinagre y muévelo rápidamente pero sin excederte.
  3. Cuando empiece a cocinarse y secarse, baja el fuego y tapa la olla. Déjalo cocinar a fuego lento durante 30 minutos y sin moverlo. De esta forma, el resultado obtenido debería ser un arroz abierto y suelto. Pasado el tiempo muévelo, tápalo y déjalo reposar unos minutos. Luego, cuando esté frío, resérvalo en el frigorífico.
  4. Para un mejor resultado, lo ideal es dejar el arroz blanco en la nevera toda la noche y preparar el arroz chino venezolano al día siguiente.
  5. Al día siguiente, cuando vayas a prepararlo, coge una paila, o sartén de metal, bien caliente y vierte el aceite. Agrega los trozos de pechuga y cocínala a fuego medio-alto hasta que endurezca. No debe quedar tostada, solo durita. Conseguido esto, incorpora los trozos de chuleta ahumada y muévelo todo.
  6. Añade un poquito de salsa de soya y sigue moviendo. Te aconsejamos que utilices una cuchara o paleta de madera para remover los ingredientes ya que este utensilio no altera el sabor de la comida.
  7. Incorpora ahora la tocineta cortada en tiras pequeñas, el ajoporro bien picado, el jamón y sigue moviendo. Vierte un poco más de salsa de soya, hasta que los ingredientes se tornen de color negro. Llegados a este punto es importante resaltar que no quedará una salsa, sino un sofrito ennegrecido y con un ligero brillo por el aceite y la salsa de soya. Añade una pizca de sal al gusto. Como ingredientes opcionales puedes incorporar maíz y camarones al gusto (en caso de hacerlo añádelos ahora).
  8. Ahora vas a tener que dividir ese sofrito en tres recipientes distintos. Haz lo mismo con el arroz y repártelo en tres recipientes. Hecho esto, coge una de las partes de sofrito y vuélvelo a introducir en la paila, añade también una de las partes de arroz y mézclalo todo bien. Deberás moverlo hasta que se integren todos los ingredientes por completo. Agrega salsa de soya hasta que tome el color.
  9. Añade la taza de frijoles chinos, un toque de salsa de soya si es necesario y sigue moviendo. Cuando todo esté bien integrado, ya podrás retirarlo del fuego y servirlo. El arroz chino a la venezolana es un plato elaborado y rico que seguro encantará a todos los comensales.

Deja un comentario