Riqueza inexplicable

 Riqueza inexplicable

Durante años, decenas de oligarcas rusos utilizaron al Reino Unido como destino de su súbita riqueza. Por el empeño de políticos y de organismos como Transparencia Internacional, el Reino Unido aprobó en 2017 medidas contra los 90.000 millones de libras esterlinas que, según cálculos, se legitiman a través de empresas y bienes raíces de lujo en el centro de Londres.

Conocidas como Órdenes de Riqueza Inexplicable, estos nuevos poderes de investigación permiten a las autoridades exigir que cualquier persona que tenga propiedades o bienes con un valor de más de 50.000 libras explique su origen. Básicamente se revierte la carga de la prueba.

Las Órdenes de Riqueza Inexplicable persiguen la riqueza mal habida y se enmarcan en un esfuerzo global que comienza a concretarse luego de escándalos como los Papeles de Panamá, entre otros.

Identificar los propietarios reales de las compañías es otra tarea transnacional contra las empresas de maletín que tanto daño han ocasionado a las finanzas públicas, sobre todo en Venezuela, siendo Cadivi la trama más emblemática pero no la única.

Toda riqueza tiene un origen, ya sea el trabajo honrado o el delito. Les toca a los propietarios de esas fortunas explicar cómo las obtuvieron.

Cada vez más jurisdicciones se unen para devolver a los países los capitales que les fueron robados, ya fuera por medio de la evasión de impuestos, el fraude o la corrupción.

Cuando una población no dispone de energía eléctrica porque se robaron los recursos del mantenimiento o de la construcción de nuevas plantas, cuando fallecen personas por falta de medicinas o alimentos porque la importación de los mismos se convirtió en un negocio financiero de la cleptocracia con el diferencial cambiario, se están violando los Derechos Humanos.

La Universidad de Cambridge ha sido fundamental en la creación de conciencia sobre estos temas. Durante más de tres décadas ha organizado el Simposio Internacional sobre Delitos Económicos, el evento global más prestigioso en su especie que reúne a más de 800 expertos de 100 países. Desde hace 10 años, mi esposa Margarita, editora del portal CuentasClarasDigital.org, participa por Venezuela. Este año, el debate se centrará precisamente en la detección de la riqueza inexplicable o sospechosa. Es nuestra contribución para ayudar a recuperar para el país parte de los más de 300.000 millones de dólares robados a Venezuela en los últimos años.

 

Carlos Tablante

@TablanteOficial

Deja un comentario