Italia prevé ampliar el gasto público para el 2019

Italia prevé ampliar el gasto público para el 2019

El Gobierno italiano evaluó sus presupuestos para 2019, que prevén ampliar el gasto público, y dijo que sus previsiones han sido “una decisión difícil pero necesaria”, en la carta enviada a la Comisión Europea (CE).

“El Gobierno italiano es consciente de haber elegido una dirección de la política presupuestaria que no está en línea con las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Ha sido una decisión difícil pero necesaria a la luz del persistente retraso en la recuperación”, según el comunicado.

En ella, el ministro de Economía, Giovanni Tria, ofrece explicaciones sobre las cifras que causan preocupación a Bruselas, como un elevado déficit, y desea que sean “suficientes” para calmar los temores.

Tria asegura que el Presupuesto para el próximo año “no expone a riesgos la estabilidad financiera de Italia ni la de otros países de la Unión Europea”.

“De hecho, creemos que el reforzamiento de la economía italiana va en interés del conjunto de la economía europea”, explica la carta.

La CE confirmó que ha recibido dicha carta, tras haber advertido a Roma el jueves pasado de que su borrador de cuentas para 2019 supone un “incumplimiento particularmente serio” de las normas comunitarias por el aumento del gasto y la deuda públicos que prevé.

Tria tranquiliza a la Comisión señalando que el Ejecutivo tomará medidas si sus predicciones sobre el impacto de estas cuentas no se cumplen.

“Si la relación entre el déficit y el PIB y la deuda y el PIB no evolucionan en línea con el plan, el Gobierno se compromete a intervenir, tomando las medidas necesarias para que los objetivos indicados se respeten rigurosamente”, subraya el titular de Economía.

El Ejecutivo italiano formado por el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga ha fijado un objetivo de déficit para el año que viene del 2,4 % del producto interior bruto (PIB), el triple de lo estimado por el anterior Gobierno, que pronosticó que sería del 0,8 % para 2019.

El Ejecutivo italiano argumenta que quiere alzar el gasto público para poder aplicar promesas electorales que, según pronostica, fomentarían el crecimiento económico de Italia en un 1,5 % del PIB para el próximo año, alejado del 1 % que prevé el Fondo Monetario Internacional para el país.

UR.

Deja un comentario