El riesgo financiero

El riesgo financiero

Cuando se piensa en invertir, lo ideal, es lograr la combinación de seguridad con rentabilidad. El problema comienza, cuando nos percatamos, que generalmente, a mayor rendimiento existen mayores riesgos. En síntesis, el consejo apunta a invertir en lo más seguro sin traspasar la barrera de lo seguro. Muchos factores influyen en el enfoque del riesgo que se puede tomar a la hora de hacer una inversión o un negocio. Factores como la edad o composición del grupo familiar inciden. Por ejemplo, pensamos que una persona más joven y sin cargas familiares puede tomar un mayor riesgo, sin embargo una persona de mayor edad y más responsabilidades familiares, definitivamente debe ser más cuidadoso y conservador a la hora de manejar su dinero.

La aversión al riesgo es uno de los conceptos básicos de las teorías sobre la gestión de carteras así como uno de los principios sobre los que se sustenta la economía. Supone la necesidad de minimizar el riesgo por parte de los inversores, ya que dadas dos inversiones con igual rentabilidad, éste elegirá la que tenga un nivel menor de riesgo. Se asume que esta afirmación es universal y todos los inversores actuarán de esta forma. Uno de los ejemplos de la aversión al riesgo es la existencia de seguros. El asegurado paga una prima para protegerse frente a una pérdida potencial y futura, es decir que decide pagar una cantidad segura y presente ante la posibilidad futura de una pérdida. Este hecho pone de manifiesto una aversión al riesgo ya que se prefiere perder una cantidad pequeña hoy a una posible pérdida muy grande en el futuro.

Riesgo es distinto a incertidumbre, ya que ésta última es la existencia de hechos que no se pueden prevenir ni calcular, son imposibles de objetivar. No existen inversiones sin riesgo, pero existen maneras de proteger su inversión, por ejemplo con la diversificación, el célebre viejo consejo de no colocar todos los huevos en la misma cesta o canasta. Lo cierto, es que la inversión ideal, es la que lograr combinar la seguridad y la rentabilidad, por ejemplo, cuando se trata de colocar las prestaciones sociales de los trabajadores, la ley, habla de que las inversiones deben ser, seguras, rentables y de alta liquidez. Muchos problemas en las finanzas personales y familiares se podrían haber evitado, de no haber seguido un mal consejo o simplemente, no dejarse llevar por rendimientos o ganancias fáciles o rápidas. Suelo desconfiar de aquellas ofertas que prometen milagros y ganancias rápidas. Si una inversión promete una ganancia muy por encima del promedio del mercado, investigue, desconfíe y piense bien antes de tomar una decisión.

Cuando usted invierte, toma ciertos riesgos. En ciertas inversiones seguras como una cuenta de ahorros, enfrenta el riesgo de la inflación, lo que significa, que tendrá una ganancia por debajo de la inflación, algo diferente, en el caso de que usted compre un activo por ejemplo. No existe inversión sin riesgo ni siquiera en las más seguras. Pero algunas inversiones o productos implican más riesgo que otros. La única razón para elegir una inversión con riesgo ante una alternativa de ahorro sin riesgo es la expectativa de lograr de ella una rentabilidad mayor. Para el caso del manejo de sus finanzas personales y familiares, mi recomendación es que evite riesgos mayores y sea muy cuidadoso. Prefiera siempre la seguridad por sobre el rendimiento.

 

TARJETAS DE CRÉDITO

Su principal uso es para pagar compras pero a diferencia de la tarjeta de débito el importe no se deduce de inmediato de la cuenta del cliente, ya que a elección del usuario o cliente, a las semanas, al recibir el estado de cuenta y tomando la fecha de pago que generalmente será al mes siguiente,  puede optar por pagar la totalidad o financiarse, en caso de que opte por el crédito, deberá cancelar por lo menos  el pago mínimo y a partir de esa fecha, empieza a pagar intereses sobre el saldo deudor. La ventaja es que el cliente no requiere disponer del dinero al momento de efectuar la compra pero sí debe tener los fondos al momento de la fecha de pago. Otro uso importante es para hacer retiros en los cajeros automáticos o para realizar los llamados avances de efectivo.( Si se opta por pagar la totalidad en la fecha de pago, podríamos decir que el cliente obtiene una suerte de financiamiento sin costo durante varias semanas.

En las tarjetas de crédito, el usuario puede pagar y retirar dinero incluso si su cuenta no dispone de fondos en ese momento, ya que aplaza el pago hasta el siguiente mes. En cambio, la tarjeta de débito, los saldos salen inmediatamente en la cuenta del usuario y los cargos que se realizan, son hasta el límite de los fondos de dicha cuenta.

Las tarjetas de débito y crédito presentan muchas ventajas y mediante su uso adecuado se pueden resolver muchos aspectos del manejo de las finanzas personales y familiares.

Recomendamos que trate de tener una tarjeta con cupo disponible, ya que le podría ser de mucha ayuda en caso de una emergencia. Otro importante aspecto a considerar es que las tarjetas en general tiene un impacto positivo en la economía, impulsar el consumo, lo que a su vez,  genera mayor actividad y crecimiento económico. El impacto del consumo en el impulso del producto interno bruto es muy grande y tiene un efecto positivo.

 

ESTUDIO COMPARATIVO DE TARJETAS DEL BANCO CENTRAL

Según estudio comparativo de tarjetas de crédito y débito del Banco Central de Venezuela publicado en la Gaceta Oficial N° 41.496 de fecha 04 de octubre de 2018, tenemos:

Tarjetas de Crédito

Las tarjetas de crédito están clasificadas en Clásicas y similares, Doradas y similares, Platinium y similares, Black y similares. Estas tarjetas operan bajo las franquicias Visa, Mastercard, American Express y Diners Club.

En materia de tasas de interés, el Banco Central de Venezuela, fijó las tasas de interés de financiamiento anual para las tarjetas de crédito en 17% mínima, 29% la máxima. Recuerden que no pagar a tiempo, tendrá que cancelar intereses moratorios de 3% adicionales. Usted debe estar pendiente de su fecha de pago, no sirve como excusa no haber recibido el estado de cuenta, siempre puede consultar su saldo por teléfono o por internet. Hoy día con la incorporación del chip, las tarjetas de crédito y débito son instrumentos seguros, en todo caso, cuide su tarjeta y la privacidad de su clave. Evítese contratiempos, cuide su record crediticio, pague a tiempo y haga un buen uso de estos importantes y útiles instrumentos del mundo financiero.

Con relación al plazo de pago, el mismo oscila entre 20 y 30 días y el financiamiento entre 24 y 60 meses. . Las tarjetas de crédito son aceptadas en 438.051 puntos de venta, instalados en 342.742 negocios afiliados en el país.

Tarjetas de Débito

Estas tarjetas pueden ser utilizadas sólo a nivel nacional y son recibidas en 438.051terminales de puntos de venta, instalados en 342.742 negocios afiliados, así como en 8. 968  cajeros automáticos.

 

LA BANCA EN LAS REDES

El crecimiento de los usuarios en redes sociales ha sido exponencial en los últimos años. Millones de personas se valen de estas herramientas tecnológicas para comunicarse y conocer lo que ocurre en el entorno global.

Viendo el potencial comunicativo de las redes sociales, tanto pequeñas como grandes empresas entran en este mercado, buscando un mayor acercamiento con los clientes y posicionamiento de su marca o servicio. Hoy en día, casi todo el mundo utiliza las Redes Sociales, ya sea por ocio, diversión o por trabajo. Todos, incluso los periódicos y la radio usan Twitter y Facebook, ya que se han dado cuenta de que es una manera muy rápida, económica y efectiva para mantener una adecuada relación con sus clientes, conocer sobre necesidades y quejas, lo que a la larga les va a permitir, brindar una mejor atención.

Los bancos no se quedaron atrás y también se han incorporado a las redes sociales para anunciar sus productos y servicios, solo que para ellos la situación es un tanto más delicada: los clientes las usan para exponer  sus quejas por las redes sociales y la reputación de la institución, si no se controla adecuadamente, puede tener en riesgo.

Las Redes Sociales mejoran la interacción entre la empresa y sus clientes. Lo que no se limita simplemente a informar a sus clientes; sino que además le permite estar enterado de todo lo que se dice en la Red sobre usted.

La reputación e imagen de una empresa mejorará, al acercarnos más al cliente. Y mediante la expansión de las redes y las recomendaciones podemos llegar a lograr una buena relación con otras empresas y enlazar tratos de futuro. En definitiva, cualquier empresa independientemente de su tamaño, debería estar presente en las redes sociales.

Estar presente en una red social como Twitter o Facebook colocando y compartiendo nuestras ofertas o nuevos productos hace que siempre estemos en la mente de nuestros socios, competidores, clientes y potenciales consumidores. Además partiendo de este punto nace otra gran ventaja, que es la posibilidad de interactuar con ellos, cosa que a veces es muy complicado en grandes corporaciones, los bancos si van a tener presencia en las redes sociales deben saber que las personas muchas veces verán la cuenta como una especie de oficina digital, una sucursal online. De esta forma, deben velar por la mezcla equilibrada entre la transmisión de mensajes institucionales, la interacción y atención en reclamos o solicitudes de servicio, incluso la incorporación de consejos sobre finanzas personales. Los bancos deben comprender la importancia de las comunicaciones bidireccionales con los clientes: escucharles y mantenerlos al día en las redes sociales puede ser una muy buena solución.

 

|| José Grasso Vecchio
Twitter: @josegrasso
[email protected]
www.consultoresicg.com

Deja un comentario