Día de los inocentes, Los Zaragozas representan la locura de las madres

Día de los inocentes, Los Zaragozas representan la locura de las madres

Los larenses festejan esta efeméride realizando bailes con máscaras por calles del pueblo de Sanare

Todos los años, cada 28 de diciembre en distintas partes del mundo se celebra la efeméride del Día de los Inocentes, esta fecha es un día lleno de bromas por doquier en los diferentes países, en el cual las personas hacen y reciben burlas de cualquier naturaleza e índole.

Originalmente, en un 28 de diciembre se recuerda como el día en el cual, en la ciudad de Belén, fueron asesinados diversos infantes menores de dos años de edad, con la intención de matar al recién nacido Jesús de Nazaret. Esto ocurrió bajo las órdenes del rey Herodes I El Grande, esto para asegurarse que Jesús no le robara el trono en aquel entonces.

Desde entonces se ha conmemorado este día como la “Masacre de los Inocentes” o el “Día de los Santos Inocentes” y es una tradición de la Iglesia Católica mencionada en el evangelio de San Mateo.

Asimismo, el nombre de Santos Inocentes se debe a que a la edad tan temprana de dos años era imposible que hubieran pecado. A lo largo de la edad media esta celebración dio un giro bastante importante, los monaguillos de la época comenzaron a celebrar este día con bromas. Del mismo modo esta tradición llegó a las familias, las cuales se gastan bromas inocentes en este día.

En la actualidad, esta fecha es una celebración en la cual se practican burlas de todo tipo en conmemoración de la muerte de los niños inocentes, es una manera de honrar la inocencia.

Por su parte, en Venezuela, este día es una de las numerosas festividades religiosas y folclóricas del país, ya que esta es conocido como Las Zaragozas, celebrada por los habitantes del pueblo de Sanare, del estado Lara. 

Las Zaragozas es un tipo de tradición que personas con trajes y mascaras de varios colores surgen a danzar todos los 28 de diciembre en Sanare. Estos están en representación de la locura de las madres en aquel entonces cuando perdieron a sus hijos.

De la misma manera, durante el baile, estos danzan al ritmo del Tamunangue, un baile típico de la región larense, todos los años desde horas de la madrugada, cuando las personas que se disfrazan tratan de no ser identificados, se visten en casas diferentes a la cual regularmente residen y salen de diversos sitios a iniciar sus caminatas por las diversas avenidas, además de reunirse en la casa de la “capitana”, esta es la persona quien tenga mayor rango jerárquico de mayor altura durante el proceso de la festividad. Asimismo, al compás de música, cantos y oraciones se dirigen todos hacia la capilla de los Zaragozas, donde alrededor de las ocho de la mañana se celebra la primera misa en la Iglesia San Isidro.

Al terminar la misa, como a las diez de la mañana, los ciudadanos se van caminando por la calle central de Sanare hacia la iglesia Santa Ana para cumplir con el acto religioso de ese día. Finiquitada la misa, se pagan unas promesas en el cerro, luego se dirigen al hemiciclo para el folklore y la cultura, situado frente al templo parroquial donde tocan, cantan, danzan y bailan, al mismo tiempo pagan promesas de los fieles devotos.

La fiesta de Los Santos Inocentes o Los Zaragozas, dura todo el día, los venezolanos disfrutando después de haber recorrido todo el pueblo, vuelven a la casa de la “capitana” donde se inició la celebración, allí proceden a la culminación. La imagen de los Santos Inocentes es colocada en el altar, los músicos se sitúan frente a él y los Zaragozas que aún conservan sus máscaras proceden a quitárselas.

Al finalizar, los Zaragozas que ya no poseen sus respectivas máscaran sacan a bailar a las mujeres del pueblo.

 

Glenn Requena

Foto: Cortesía

Deja un comentario