Empanadas venezolanos

Empanadas venezolanos

En esta oportunidad te enseñamos a preparar as famosas y deliciosas empanadas venezolanas.

Necesitaras:
2 tazas de harina de maíz precocida
2½ tazas de agua tibia
sal a tu gusto
1 cucharadita de azúcar o de papelón (panela)
1 litro de aceite de maíz
el relleno queda a tu elección (nosotros preparamos unas de queso blanco y otras de queso gouda)
1 bolsa de plástico para alimentos

En un recipiente coloca el agua tibia, la sal, el azúcar o papelón

Agrega la harina de maíz precocida poco a poco y moviendo constantemente para que no se formen grumos.

Comienza a amasar de manera enérgica y sin pausa. Es posible que la harina absorba todo el líquido; si es necesario, agrega un poquito más de agua y sigue amasando.

La consistencia de la masa debe ser densa, brillante, se formará una bola compacta y suave que no se pegará en las manos, ni en las paredes del recipiente y cuando hundas un dedo en ella, quedará un hueco.

Deja reposar la masa unos tres minutos antes de empezar a preparar las empanadas.

Utiliza una bolsa de plástico para congelar alimentos. Corta dos bordes para que te quede una sola lámina plana.

Pincela la bolsa con un poquito de aceite para que la masa no se te quede pegada.

Amasa la masa una vez más para que esté bien suave.

Luego, divide la masa en bolas un poco más grandes que una pelota de golf o de un huevo grande.

Coloca una bola encima de la lámina de plástico y comienza a aplastar con tus dedos hasta que obtengas una rueda de aprox. 1/2 cm de grosor. (Si la masa se te queda pegada en los dedos, humedécetelos con un poquito de agua y sigue aplastando la masa).

Coloca en el centro de la masa el relleno que hayas elegido; sea carne molida, carne mechada, queso blanco o amarillo, caraotas refritas, etc.

Ahora levanta uno de los lados de la bolsa junto con la masa y haces una media-luna de la rueda de masa.

Con la ayuda de un recipiente pequeño de aprox. 10 cm. de diámetro, incrustas la mitad del recipiente en la masa de manera que selles la masa, te queden los bordes lisos y elimines el exceso de masa.

Calienta el aceite de maíz, girasol o de canola en una olla grande y honda. Espera a que esté bien caliente para comenzar a freír las empanadas. Para probar si está bien caliente, hunde en el centro del aceite el mango de una cuchara de madera. Si se hacen burbujitas, es que está listo para freír.

Deja un comentario