Familia venezolana rescató y adoptó a una cachorra herida

Familia venezolana rescató y adoptó a una cachorra herida

La familia de Ángel Linares migraron en busca de una vida mejor y, por qué no buscarla también para animales sin hogar como Negra, una perra que rescató con la cola mutilada, una pata herida y 3 costillas rotas.

Hace unos cuatro meses, "Negra" andaba olfateando el piso de tierra cerca de donde trabaja Ángel. Él no se encontraba en ese momento, pero su esposa Rosa y el jefe de Ángel sí. Ambos notaron que la perrita estaba no solo hambrienta y desorientada, sino también herida, así que decidieron ayudarla.

Luego de revisarla, comprobaron que su cola estaba incompleta y que además tenía un corte sospechoso en una de sus patas traseras. Al poco rato llegó Ángel y no dudó en sumarse.

“Su cola había sido cortada a la mala y ese tajo en la pata, parece que se lo hicieron con machete. Era un corte limpio y profundo, aún está la cicatriz. Y encima de todo la pobre tenía 3 costillas rotas”, comentó Ángel.
En realidad, apenas la vieron todos confundieron a "Negra" con otro perro, uno que se llamaba Negro y que Ángel había rescatado meses atrás. Cuenta que un día ese perro desapareció y no supieron más de él.

Ángel cuenta que su amor por los perros no es gratuito. Él nació en Barquisimeto, Venezuela, y fue criado con muchos animales de compañía.

Con información de GV

Deja un comentario