Todos somos Venezuela, todos somos Juan Guaidó

Todos somos Venezuela, todos somos Juan Guaidó

Es evidente que la Asamblea Nacional está asumiendo el restablecimiento de la plena vigencia de la Constitución de acuerdo al artículo 333 y lo está haciendo con amplitud, incluyendo a todos los actores sociales sin distingo de ideología o militancia partidista.

El cierre de la vía electoral mediante el fraude sistemático y el intento de imponer una falsa Asamblea Nacional Constituyente (ANC), así como el boicot del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), no han podido liquidar la auténtica soberanía popular expresada de manera plural por la Asamblea Nacional (AN), que para su elección contó con el respaldo de más de catorce millones de votos.

Ahora bien, sin entrar en la discusión jurídica sobre los alcances de los artículos 70, 233, 333 y 350, el hecho político es que Juan Guaidó, Presidente de la AN, está asumiendo con una poderosa fuerza de esperanza, sin desviaciones mesiánicas, el liderazgo de toda la nación para lograr el cambio político urgente que todos reclamamos y la salida de Miraflores del usurpador Maduro de la manera menos traumática para los venezolanos.

Es un mensaje de unidad nacional que nos convoca a todos, incluso a aquellos que forman parte de la estructura institucional del régimen en los distintos poderes públicos. Con esto estaríamos ofreciendo garantías y amnistía para militares, policías, jueces, fiscales e incluso altos funcionarios que estén dispuestos a rectificar y a colaborar en el restablecimiento del orden constitucional cumpliendo con su deber de acuerdo al artículo 333.

La agenda de la transición que, frente a la usurpación de Maduro del Poder Ejecutivo, asume Juan Guaidó no solo como presidente de la Asamblea Nacional, sino también como Presidente encargado de la República, al ser reconocida la AN por la comunidad internacional como la institución legítima para abrir el cauce al cambio político por la vía de unas elecciones con verdaderas garantías democráticas, es decir, con un nuevo CNE, con un registro electoral auditado y depurado con la participación de todos los actores políticos, con todos los partidos políticos legalizados, sin presos políticos ni exiliados ni inhabilitados y con observadores internacionales independientes.

Las masivas protestas en Aragua y en todo el país, en especial en los sectores más populares que anteriormente fueron la base social del chavismo, son una demostración del contundente rechazo a la nefasta dictadura del hambre y la corrupción de Maduro.

Sin duda, la mayor responsabilidad la tenemos los millones de venezolanos que, tanto en el país como fuera de él, tenemos ahora una agenda con tres objetivos muy claros marcados por el Presidente Encargado Juan Guaidó: Lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres, todo ello en el marco de la Constitución que juramos defender.

 

|| Carlos Tablante

Deja un comentario