Gustavo Tarre descarta que Venezuela se vaya a retirar de la OEA

Gustavo Tarre descarta que Venezuela se vaya a retirar de la OEA

Gustavo Tarre, el representante especial ante la OEA del líder opositor Juan Guaidó, quien se proclamó presidente de Venezuela, descartó hoy que su país se vaya a retirar en abril próximo del organismo y confirmó que solicitaron detener el proceso de salida iniciado por Caracas en 2017.

"Venezuela no se va de la OEA (Organización de Estados Americanos)", dijo Tarre en un diálogo telefónico con Efe, un día después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, anunció en Caracas que su país abandonará el organismo el próximo 27 de abril.

En abril de 2017, Venezuela se convirtió en el primer país en solicitar su salida de la OEA, al denunciar la carta fundacional del mecanismo de 1948, medida que se hará efectiva al cabo de dos años.

"Una de las primeras decisiones que (Guaidó) tomó fue retirar la solicitud de denuncia de la carta de la OEA introducida por Maduro", sostuvo.

Tarre indicó que Maduro se había retirado previamente del Sistema Interamericano de Derechos Humanos tras denunciar la Convención Americana de Derechos Humanos, decisión que entró en vigor el 10 de septiembre de 2013.

El representante de Guaidó consideró una "paradoja" que el embajador del Gobierno de Maduro ante la OEA, Samuel Moncada, asegure que nadie lo saca de la organización, pero "después el canciller dice que ya se van".

"El planteamiento que sí queda claro es que Venezuela no se va: puede ser que Arreaza, que Moncada se vayan, pero Venezuela se queda, porque ya el presidente legítimo de Venezuela le solicitó a (secretario general de la OEA, Luis) Almagro que dejaran sin efecto la carta de retiro", insistió.

A juicio de Tarre, resolver el asunto de la representación venezolana en la OEA después de esa fecha "es muy sencillo".
 
Además, explicó que no ha solicitado desde su llegada a Washington un puesto en la OEA para evitar "una empujadera a ver quién se sienta en una silla".

El anuncio en 2017 de la salida de Venezuela dejó en el aire una deuda de 8,7 millones de dólares de cuotas atrasadas, más los 1,8 millones que le correspondía abonar a ese país ese año.


Deja un comentario