24.9 C
Maracay
lunes 3, octubre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Proponen crear un fondo de crédito para las universidades

|| Agencias Nacionales

Consideran  imprescindible la contribución de los beneficiarios directos y el logro de financiamientos complementarios al presupuesto estatal

El padre Luis Ugalde, exrector de la Universidad  Católica Andrés Bello (UCAB), indicó que el estado de las escuelas y universidades públicas “hace llorar sobre sus ruinas la miseria del futuro de la mayoría de los venezolanos”.

Consideró que “ahora que el Estado está arruinado, las universidades de financiamiento público amarradas a él, también agonizan, pues reciben menos de 10% de lo que necesitan”.

Dijo que es imprescindible la contribución de los beneficiarios directos y el logro de financiamientos complementarios al presupuesto estatal.

“Si queremos una Venezuela democrática y sin pobreza ni exclusión, la universidad debe seguir siendo económicamente accesible a quienes no tienen recursos”.

A su juicio, es necesario desterrar la mentalidad del “pozo sin fondo” en el gasto universitario a cuenta del Estado.

“Alarma el aparente desinterés de Venezuela ante el trágico derrumbe de su sistema educativo”

“La necesidad nos obliga a reducir repitientes sin prisa y con conciencia de mantenidos, las jubilaciones prematuras del personal antes de los 65 años, el exceso de empleados, el descuido de la productividad universitaria y de la venta de sus servicios con buen nivel competitivo”.

Enfatizó en la necesidad de crear un cuantioso fondo de crédito educativo público, manejado con eficiencia y transparencia privada.

La apuesta del padre Ugalde está en carreras cortas, esas que según explicó, los venezolanos consideran una especie de vía para evadir los estudios que ameritan más años de preparación.

“Necesitamos un país libre del complejo de doctor, con millones de jóvenes que se entusiasmen con lo que hace dos siglos la sociedad colonial despreciaba como “trabajos bajos y serviles”. Naturalmente hoy esos trabajos deben ser entendidos y cultivados dentro de la gran revolución productiva y cultural que estamos viviendo en el mundo de la Sociedad del Conocimiento, de la Transformación Digital y de la Transición Energética. Todo ello con una universidad que día a día se pregunta ¿Qué universidad somos y hacemos y para qué sociedad?”

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES