28.9 C
Maracay
lunes 27, mayo 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Con serenata y novenas conmemorarán 149 años del natalicio de la Madre María de San José

|| David Marcano Duarte    || Fotos David Marcano / Cortesía

La comunidad religiosa del Santuario exhorta a Corpoelec mejorar las constantes fallas en el servicio eléctrico

En homenaje a los 149 años del natalicio de la Madre María de San José, primera beata venezolana, hoy se efectuará una serenata en su honor, al finalizar la eucaristía pautada a las 4:30 pm, a realizarse en el Santuario que lleva su nombre, ubicado en el centro de la ciudad de Maracay, estado Aragua.

De acuerdo a lo informado por Jully Delgado, integrante de la comunidad religiosa que hace vida en el referido complejo religioso católico, la actividad central de la programación de abril lo constituye el día 25 y seguidamente, el 28​ de abril, fecha de inicio de la novena en su honor.

Destacó que para esa actividad se espera una alta presencia de la feligresía maracayera, que año tras año celebra el aniversario del nacimiento de la religiosa aragüeña, nacida en Choroní, jurisdicción de Girardot.

En cuanto a la novena, indicó que contarán con presbíteros invitados de varias comunidades, siendo Juan Carlos Mejías, rector del seminario “Santa María Madre de la Iglesia”, el que inicia a partir de las 12:00 m.

Al día siguiente el invitado será Santiago Araujo, párroco de la iglesia “San Sebastián Mártir” de Ocumare de la Costa. Le seguirá el próximo 30 de abril Hernán Díaz, de Santa Inés en el Barrio Los Cocos y el primero de mayo le corresponderá al sacerdote David Trujillo, asesor de la Hermandad Emaús Aragua.

El 7 de mayo realizarán una gran eucaristía en el santuario de la beata venezolana, presidida por monseñor Enrique Parravano, obispo de Maracay, en el marco de los 29 años de la beatificación de la Madre María de San José.

el santuario alberga un cúmulo de recuardos de la beata

LLAMADO A CORPOELEC

La religiosa hizo un exhorto a la empresa Corpoelec para que haga los trámites correspondientes y evite cortes de luz continuos en la zona y que sean menos prologados.

Destacó que hasta ahora han estado sin servicio eléctrico por lapsos de hasta seis horas, lo que pone en riesgo la integridad del cuerpo incorrupto de la beata, que necesita unas condiciones ambientales específicas para su conservación, ya que requiere permanecer en un ambiente frío controlado por el sistema de aires acondicionados.

En este sentido, mencionó que para evitar esta situación de manera preventiva recurren a abrir alguna de las puertas del aposento sagrado, para que a través de la ventilación no se corra el riesgo de deteriorarse.

LUGAR SANTO

El Santuario de la Madre María de San José se ha convertido en un recinto de continuo peregrinaje de fieles que piden y agradecen los favores de quien se entregó al fervor de la eucaristía y dedicó su vida a los enfermos y a los niños desamparados.

Ubicado en el corazón de Maracay, este complejo religioso católico de un sólo ambiente, resguarda, en un sarcófago de vidrio y metal, el cuerpo incorrupto de María de San José.

El recinto donde la beata es venerada por sus hijas espirituales, tiene un espacio para celebrar la misa, un museo que expone su vida y obra, así como un lugar donde se colocan placas de agradecimiento por parte de la feligresía.

Inaugurado en noviembre de 1995, este santuario fue construido frente a la Casa Hogar Inmaculada Concepción y se comunica, mediante un pasadizo suspendido de hierro y vidrio, con el segundo piso del sitio de veneración.

La feligresía tiene acceso a la planta baja del santuario de unos 1.000 m2, es de diseño contemporáneo y sencillo. El espacio destinado a las misas está presidido por un amplio y hermoso altar. A su derecha se encuentra un sagrario más pequeño en el que destaca una cruz de metal y vidrio refundido en diversos colores, además de un candil de los mismos materiales.

El ambiente dedicado al museo, dispone de una colección significativa de imágenes de culto y objetos relacionados con la vida y obra de la Madre María de San José. Entre las figuras destacan policromías de la Inmaculada Concepción, Jesús Resucitado, Jesús crucificado, Virgen de las Mercedes, San José y un busto de la misma beata.

También pueden ser admirados objetos usados por la beata durante su vida, como enseres utilizados a lo largo de su enfermedad, fotografías, junto a cientos de placas que las y los devotos entregan al santuario en promesa y agradecimiento por favores solicitados y recibidos de la beata venezolana. Además, hay utensilios de culto, entre ellos: confesionarios de madera y cruces.

El cuerpo incorrupto de la beata María de San José es el centro de atención de la capilla que lleva su nombre. El sarcófago que lo resguarda fue construido en vidrio y metal. En él está la Madre con el hábito, una corona de flores y una cruz.

El cuerpo incorrupto de la beata está en riesgo por los constantes cortes de electricidad.

UNA SANTA ARAGÜEÑA

La primera beata de Venezuela nació el 25 de abril de 1875, en el pueblo de Choroní, y fue bautizada en octubre de ese mismo año con el nombre de Laura Evangelista Alvarado Cardozo.

En 1893, el sacerdote y párroco de Maracay, Justo Vicente López Aveledo, fundó la Sociedad de las Hijas de María, de la que Laura formaría parte y donde renovaría sus primeros votos de virginidad perpetua.

El proceso de su beatificación comenzó en 1978 y en 1982, ocurrió la curación de la hermana Teresa Silva, inválida por una penosa enfermedad a quien la Madre María de San José, le había profetizado su curación años antes. Este milagro obtenido por intercesión de la Madre, fue aprobado por decreto papal de Juan Pablo II, en 1993.

En 1994, es trasladado su cuerpo incorrupto al sarcófago de cristal para la veneración de sus hijas espirituales y fieles.

El IV domingo de Pascua, 7 de mayo de 1995 a las 10:00 am en la plaza de San Pedro en Roma  S.S. Juan Pablo II declaró bienaventurada a la primera venezolana María de San José Alvarado Cardozo, junto a otros cuatro siervos de Dios.

La Madre María de San José, siempre se distinguió por su alta capacidad de sacrificio, caridad, humildad, sencillez y un ardiente amor a Jesús Eucaristía.

Falleció el 2 de abril 1967, en Maracay y sus restos reposan en la Capilla de las Hermanas Agustinas, del Hogar “Inmaculada Concepción” de Maracay, donde transcurrió la mayor parte de su vida.

 

 

 

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!