25.5 C
Maracay
jueves 25, abril 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Coral invasor afecta hasta en 80% la pesca y amenaza el ecosistema

|| Yirvis Vásquez

El coordinador de Proyecto Unomia aclaró que el arrecife no representa un peligro para los bañistas

Desde la Fundación Arrecifes de Venezuela alertaron sobre el “aumento agresivo” que ha tenido en un año el coral invasor Unomia Stolonífera en Valle Seco, Choroní, estado Aragua, una situación que, según lo manifestado por María Olga Vargas, directora de esta fundación, pone en peligro el ecosistema subacuático, e incluso la economía de la región.

Mariano Oroño, coordinador de Proyecto Unomia, explicó a El Periodiquito que se trata de un problema más grave que un derrame petrolero, porque el coral crece muy rápido, no tiene depredadores naturales por ser de Indonesia y se adapta al entorno.

Por eso, los corales nativos están muertos debajo de él. “Se están muriendo nuestras especies”, resaltó el especialista al asegurar que es un problema económico y social.

Este coral se encuentra en los parques nacionales Mochima, entre los estados Sucre y Anzoátegui, Morrocoy, en Falcón, Choroní, Aragua y la bahía de Patanemo, situado en el municipio de Puerto Cabello, en Carabobo.

¿CÓMO AFECTA LA PESCA?

La pesca artesanal es uno de los sectores más afectados de forma directa, porque el crecimiento de Unomia debilita la estructura económica y turística de la región afectada. Según Oroño la pesca ha disminuido 80% en estas entidades.

Agregó que la principal amenaza para la pesca es que este coral provoca el alejamiento de las especies marinas habituales en la zona, ya que no tiene depredadores naturales, además que tiene un mecanismo de defensa que es una toxina y trae como consecuencia necrosis.

“(El coral) está asfixiando a las especies nativas. Las va arropando como si fuera una alfombra, se monta sobre los arrecifes de nosotros, los va tapando y los va asfixiando. Esto trae como consecuencia la merma de la pesca, porque los peces que hacen vida dentro de los arrecifes se van  a tapar sus hábitat”.

El coral invasor no representa un peligro para los bañistas, porque no es una especie venenosa. Pero su presencia sí podría alejar a los turistas, pues al tacto se siente gelatinoso, como una medusa o un agua mala, ejemplificó el coordinador de Proyecto Unomia, Mariano Oroño. “Nadie va a querer sentir algo así”, expresó.

El turismo de playa también se reduce porque el coral crece desde dos centímetros hasta 50 metros. Por eso, puede conseguirse a la orilla de la playa.

Lo que recomienda Proyecto Undomia es comenzar cuanto antes la extracción controlada y resembrar especies marinas, cuya presencia en el oriente del país se remonta a 2005.

Especies autoctonas quedan por debajo de este manto vegetal
Especies autoctonas quedan por debajo de este manto vegetal

¿CÓMO SE INTRODUJO?

Los pescadores de Valle Seco en Mochima explicaron a Proyecto Unomia que un señor de La Guaira, estado Vargas, sembró la especie en esa época y eventualmente iba a sacarla, presuntamente para venderla. La organización comenzó a investigar en 2007 y desde entonces trabaja para erradicarla del mar.

El biólogo marino señaló que tienen un plan de acción para evitar la expansión y recuperar las áreas que han sido afectadas por la Unomia Stolonífera.

El plan consiste en aplicar estrategias de extracción selectiva del coral, medidas de control para que no se expanda el coral y de mitigación para la recuperación de las zonas que presentan el daño.

La pesca también resulta afectada en la zonas invadidas

EL DATO

Proyecto Unomia es una iniciativa de investigación científica venezolana dirigida por la Fundación La Tortuga, en alianza con la Fundación La Salle de Ciencias Naturales, la operadora de buceo Manta Divers y el proyecto educativo respaldado por la Unesco, AulaTides. Nace con la función de aunar esfuerzos para enfrentar lo que se cataloga como “un desastre ecológico”.

EL CORAL 

Se calcula que el coral invasor crece un metro cuadrado cada tres meses

La Unomia Stalonífera se asemeja a una alfombra vegetal en el fondo del mar, pero de cerca tiene forma de un repollo, que se expande rápidamente y va destruyendo a las especies nativas.

Su daño radica en que en el Caribe no existen especies depredadoras de este tipo de coral, lo que permite su rápido desarrollo y, por ende, la destrucción del ecosistema locales.

Para noviembre de 2021, Proyecto Unomia estimó que más de 50% de las costas de Mochima estaban plagadas con este coral, que al invadir una zona, asesina o pone en peligro de extinción a las especies originarias en Venezuela, al igual que a los peces y organismos que conviven en aguas profundas.

 

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!