23.2 C
Maracay
lunes 24, junio 2024

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Guardia Costera de Trinidad y Tobago disparó al menos 20 veces contra embarcación de migrantes venezolanos

La Guardia Costera de Trinidad y Tobago disparó al menos 20 veces contra la embarcación con migrantes venezolanos que pretendía llegar a ese país el pasado 5 de febrero.

Esa versión corresponde a las declaraciones de 3 de los 17 adultos mayores a bordo: Luis Alexis Ramírez Cabral, de 52 años de edad; Katiuska Daniela Gutiérrez, de 22; y Lesbia Margarita Saavedra, reseñó el diario local Trinidad Express.

El resto de los tripulantes lo conformaban 20 niños. Uno de ellos asesinado durante el operativo de la Guardia Costera. Yaelvis Santoyo Sarabia, de 1 año de edad, recibió el impacto de una bala en su cabeza, aseguró su madre, quien resultó herida.

Las autoridades trinitenses justifican la acción afirmando que el bote desobedeció la voz de alto, que hizo maniobras agresivas y que intentó embestir su patrullero TTS Scarborough.

Dos motores, uno con graves fallas
El bote salió de Tucupita, estado Delta Amacuro, con dos motores, uno de ellos tenía graves fallas y se apagó en ocasiones durante el viaje.

“Al acercarse a las inmediaciones de Moruga, Trinidad, en el océano, el mencionado motor se apagó nuevamente y tuvieron dificultades para moverse en el agua. Mientras avanzaban lentamente, escucharon una fuerte voz seguida de dos bengalas. Se disparó una bengala al aire y la otra bengala se disparó contra su bote”, afirmó el abogado CJ Williams y su equipo, que representan a los venezolanos.
Poco después, afirmó el abogado, los migrantes escucharon fuertes golpes. Se dieron cuenta de que el barco de la Guardia Costera, en el que había seis oficiales, estaba disparando en su contra. “Todas las personas intentaron buscar refugio en el bote después de que se dispararan aproximadamente 20 tiros contra su bote”, dijo.

Williams aseguró que el buque trinitense se encontraba a unos 30 metros de distancia y que solo cesó el fuego cuando se escuchó a una mujer llorar y exclamar que le habían disparado a su hijo. Los oficiales se acercaron lentamente y llamaron a un barco más grande para que los ayudara al percatarse de lo que había ocurrido.

Los venezolanos aseguraron que no tenían ningún arma y que, por lo tanto, jamás dispararon contra el patrullero TTS Scarborough.

Cuando llegó el barco más grande, primero sacaron a la madre, sin su hijo fallecido. Luego sacaron a las personas restantes y el cadáver del pequeño quedó en el bote hasta el final.

Venezuela expresó su rechazo por lo ocurrido el pasado sábado 05 de febrero en aguas territoriales de Trinidad y Tobago, lugar donde la Guardia Costera del vecino país abrió fuego contra una embarcación en la que viajaban 43 personas, dejando un saldo de un menor de edad fallecido y un adulto herido.

A través de un comunicado, el Presidente Nicolás Maduro Moros instruyó a la Cancillería venezolana activar los mecanismos diplomáticos, a fin de esclarecer este lamentable hecho y establecer los protocolos binacionales necesarios para consolidar la dinámica de seguridad transfronteriza que preserve el buen entendimiento entre nuestros países.

Con infromación de GV

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES

error: Content is protected !!