Consejos para limpiar el horno convencional

Consejos para limpiar el horno convencional

En la cocina tenemos aparatos y herramientas que nos facilita a la hora de preparar los alimentos. Sin duda alguna el horno convencional es el que más le damos uso y se ha vuelto indispensable, pues nos permite cocinar alimentos con menos grasa, potencia el sabor y mantiene los nutrientes de los alimentos.

¿Cómo es el funcionamiento?

Una de las características de este aparato es que funciona con el aire caliente que irradia por medio de la resistencia eléctrica o al quemar el gas. Este sistema hace que los alimentos se cocinen parejo. En este sentido se recomienda usar la rejilla de arriba para conseguir un resultado eficaz.

Diferencia entre el horno a gas o eléctrico

* El modelo de cocina con horno que se usa con servicio eléctrico necesita un termostato que enciende y apaga las resistencias para mantener una temperatura constante.

* El modelo que usa gas utiliza determinada cantidad de combustible siendo determinada por quien la emplea para cocinar los alimentos.

Ventajas del horno eléctrico:

1 Tienen la distribución más uniforme del calor.

2 Trae incorporado un ventilador que ayuda a la repartición del calor alrededor del horno.

3 Cocina los alimentos con mayor rapidez.

4 Tienen temporizador que permite establecer el momento en que el horno se apague.

Ventajas del horno a gas:

1 Las cocinas a gas permite cocinar casi con cualquier recipiente resistente al calor.

2 Calienta fácilmente los alimentos y se puede tener un mayor control de la temperatura.

3 Ayuda a ahorrar en la factura energética del hogar.

4 Las cocinas a gas son respetuosas con el medio ambiente.

Para simplificar la limpieza de estos hornos, siga estos consejos:

1 Aplique una solución de agua y bicarbonato sobre el horno un poquito caliente, para lograr que la grasa se desprenda rápidamente.

2 Procure utilizar moldes profundos para evitar que se derrame el contenido.

3 Nunca raspe las paredes internas, ya que la grasa se acumulará en los rayones provocados por usted.

4 Debe limpiar a fondo las rejillas para evitar la acumulación de grasa y hollín.

5 Retire las rejillas y remójelas con jabón líquido de lavaplatos y frote. Luego enjuague con agua tibia.

6 En un bol mezcle a partes iguales vinagre, bicarbonato y un poco de agua tibia y ponlo en un atomizador. Rocía la mezcla dentro del horno y déjalo actuar 1 hora, luego limpia con un trapo. Si es necesario enjuaga.

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario