Carbón activado, la “nueva” moda gastronómica

Carbón activado, la “nueva” moda gastronómica

Todo el mundo sabe lo que es el carbón: procedente de la combustión de sustancias vegetales, este elemento negro tiene una grandísima cantidad de carbono. Una de sus peculiaridades es que tiene una gran cantidad de poros. Y aquí es donde viene su parte beneficiosa. El carbón activado se emplea como adsorbente, es decir, una sustancia que adsorbe, atrae y retiene en su superficie, y que no es lo mismo que absorber, por su gran porosidad (y su carga iónica).

Debido a su capacidad adsorbente, el carbón activo se emplea para retener partículas de metales preciosos. También se emplea para la purificación del agua, ya que es capaz de retener bacterias, esporas e incluso virus. Aún más impresionante es el uso de esta sustancia en casos de intoxicación, pudiendo eliminar algunos venenos del cuerpo en los primeros momentos de la intoxicación. La industria alimentaria lo emplea para clarificar jarabes y líquidos varios. También se puede emplear para purificar el aire de partículas e incluso gases peligrosos. En definitiva, el carbón activado es un purificador de conocidas y magníficas propiedades, prácticamente inocuo al usarlo de esta manera y bastante barato.

Aunque no existen evidencias científicas que avalen ninguno de los supuestos beneficios de usar carbón activado en la alimentación. El uso de carbón activado en los alimentos surgió un poco dentro de las modas de colores (como la dieta arcoíris). Los alimentos de un color negro profundo pueden ser divertidos, por supuesto, pero no pasa de ahí. El hecho de utilizarse como remedio desintoxicante ya le dio la idea a alguien (alguien sin mucha idea de metabolismo, sin ofender), que si ayudaba a eliminar venenos e intoxicaciones, ayudaría a eliminar toxinas.

Pero, ¿es peligroso?

Técnicamente, no. Al menos en bajas dosis, por supuesto. Pero cuidado, porque sí que existe un peligro que puede resultar letal. El carbón activado tiene la propiedad de adsorber las sustancias químicas extrañas. Esto incluye los medicamentos. Si estamos tomando tratamientos específicos, el carbón activado podría inutilizarlos al secuestrar la sustancias. Todo depende del tiempo de administración y absorción. También se ha observado que el carbón activado retiene parte los micronutrientes, esenciales para la vida, y evita su absorción. Más allá de esto, el carbón activado está contemplado como un complemento alimenticio por la Comunidad Europea y la FDA estadounidense.

Hipertextual. 

Deja un comentario