21.3 C
Maracay
sábado 1, octubre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Real Madrid realizó otra remontada histórica y jugará la final de la Champions League

|| Agencia EFE / Agencia EFE

Los merengues vencieron 3-1 en la prórroga al Manchester City en el Santiago Bernabéu

El Real Madrid volvió a hacer el más difícil todavía, a remontar una eliminatoria que tenía perdida en el minuto 89 y a completar el triple salto mortal que inició ante el PSG, continuó frente al Chelsea y remató contra el Manchester City para alcanzar la final de París, en la que se verá las caras con otro de los grandes acorazados del fútbol europeo, el Liverpool.

En octavos encaró la vuelta en el Santiago Bernabéu con una derrota por 1-0 en el Parque de los Príncipes. Kilyan, el “deseado” Mbappe, amplió la cuenta en el coliseo blanco. El cuadro de Carlo Ancelotti estaba en la lona, pero, repentinamente, se levantó y remontó ante el millonario conjunto francés, que cuenta con una pléyade interminable de figuras, como Leo Messi y Neymar.

En cuartos, brilló el Real Madrid en Stamford Bridge. Ganó por 1-3 en otra noche especial de Karim Benzema y todos sus compañeros. Pero el vigente campeón de Europa no había anunciado rendición. Al contrario. Llegó a Madrid y con una actuación solvente se puso 0-3 en el Bernabéu ante un Real Madrid de nuevo prácticamente k.o.

Los astros volvieron a alinearse y una diana del brasileño Rodrygo Goes envió el partido a la prórroga, en la que Benzema, a pase de Vinicius, selló el 2-3. Derrota dulce. El Real Madrid había sobrevivido otra vez a un rival durante muchos minutos superior como el de Thomas Tuchel, que rindió sus galones de campeón de forma increíble.

Y en semifinales llegó la culminación del triple salto mortal. El vigente subcampeón continental y todopoderoso Manchester City, verdugo en cuartos del Atlético de Madrid, era su rival. En el Etihad el conjunto de Pep Guardiola pudo sentenciar o casi hacerlo. Se puso rápidamente con dos goles de ventaja y el Real Madrid, lejos de estar muerto, reaccionó hasta en tres ocasiones para salir del feudo inglés con un 4-3 que tenía casi sabor a victoria a la vista de lo que había sucedido.

Ancelotti y todo el madridismo apelaron a la magia del Bernabéu, esos fenómenos futbolísticos que no tienen una explicación racional y que ya habían conducido al Real Madrid hasta la semifinal. Y de nuevo volvió a ocurrir.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES