Expertos promueven la resiliencia en los niños

Expertos promueven la resiliencia en los niños

 En el marco de la celebración del Día del Niño, especialistas  se enfocan en la defensa de los derechos de los menores

El tercer domingo del mes de julio se celebra en Venezuela el Día del Niño, no tan solo para agasajarlos con fiestas y regalos, sino para reivindicar la lucha de los derechos de los infantes y reforzar en la sociedad la conciencia de que ellos son el presente del país. Ante el difícil contexto de la Venezuela de hoy, los especialistas en psicología recomiendan a los padres fomentar la resiliencia en sus hijos para que sean capaces de vivir en armonía y no se vean afectados en su salud mental.

Óscar Misle, directivo de Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), define a la resiliencia como la capacidad humana de enfrentar situaciones complicadas y salir fortalecidos de ellas. Explicó que esta actitud debe ser inculcada en las personas a temprana edad con el fin de que puedan afrontar las dificultades de la vida y aprendan a levantarse sin importar las veces que vayan a caer. “A través de la resiliencia se aporta seguridad y protección a los pequeños. Serán capaces de adaptarse y de superar cualquier desafío de forma optimista”, agregó.

Manifestó que los padres y representantes deben proteger la psiquis de los infantes en estos tiempos en que están expuestos al bombardeo informativo que se genera en todos los medios de comunicación y en especial, en las redes sociales. Esto puede causar que la tranquilidad de los niños se vea alterada, y en consecuencia ellos se vayan tornando tristes, apáticos y desinteresados en actividades recreativas o de aprendizaje típicos de su edad.

“Hay que monitorear el uso de las redes sociales y la forma en que obtienen la información, para dosificarlas en función de que no intoxiquen su vida. También se deben fomentar y practicar cotidianamente los valores”, argumentó.

Sostuvo que los menores tampoco están distantes de la realidad que se vive en las calles del país, pues toman conciencia de que otros niños tienen la necesidad de pedir dinero en los sitios públicos y en algunos casos hasta deben salir a trabajar.

“A los hijos hay que explicarles que esto no es normal, que los derechos de estos niños han sido vulnerados en su totalidad. También es una oportunidad para manifestar empatía, compasión, sensibilidad, solidaridad y buenos valores para ayudar a mejorar la vida de los niños que están en la calle”, concluyó.

 

Rhoxana Carrasco
Foto Cortesía

Deja un comentario