¿Sabes tomar la temperatura a un niño de la forma correcta? Así es como se hace

¿Sabes tomar la temperatura a un niño de la forma correcta? Así es como se hace

Si hay algo que los chicos suelen padecer ante cualquier enfermedad es de fiebre. Es la manera en la que su organismo avisa que hay algo que no anda bien.

Déjame preguntarte una cosa: ¿sabes cómo medir la fiebre? Esto es algo que me desvelaba cuando fui mamá por primera vez, ¡porque no tenía ni idea cómo se hacía! Por suerte, pude consultar con el pediatra y él me explicó la manera correcta de medir la fiebre. ¡Ven que te cuento!

Cómo darte cuenta si tu hijo tiene fiebre

Cada uno conoce a sus hijos, en mi caso, por ejemplo, me doy cuenta si tienen fiebre mirando sus ojitos, si están decaídos es mala señal. A continuación les toco la frente con mis labios y, si la noto muy caliente, voy en búsqueda del termómetro para confirmar lo que estoy en un 90 por ciento segura.

Existen tres formas de tomar la temperatura:

Por vía oral, es decir cuando introducimos el termómetro en la boca del niño.
Por vía rectal, cuando el termómetro es introducido en el recto.
En forma axilar, que es la más conocida, la cual consiste en colocar el termómetro bajo el brazo.
Te invito a leer: ¿Qué hacer si tu hijo tiene fiebre? ¡Te lo contamos!

 

¿Cuándo se considera fiebre?
Se considera fiebre cuando la temperatura del niño es mayor o igual a los 37.5º C. Esta medida se calcula luego de dejar el termómetro en contacto con el cuerpo del niño durante dos minutos, si es que tu termómetro es de mercurio. En el caso de los termómetros que son electrónicos, sonará una especie de pitido que te avisará que ya concluyo de medirla.

Que tu niño tenga 37.5 ºC es algo normal y no es para preocuparse, pues con ibuprofeno o paracetamol seguramente le bajará la temperatura. Sin embargo, deberás tomar precauciones en caso de que tu hijo presente entre 39.9ºC y 40ºC pues esto significa que puede tratarse de una infección u otro tipo de enfermedad grave.

¿Qué cosas son “normales” durante un episodio de fiebre?
Es probable que tu hijo se queje de que tiene frío y tiemble mucho por más de que esté abrigado. También puede sudar para liberar calor adicional cuando la temperatura comience a bajar. Incluso la respiración puede acelerarse al igual que su frecuencia cardíaca.

¿Cómo tomar la temperatura?
Luego de esta pequeña explicación y compendio de consejos vamos a lo que nos interesa.

En el caso de tomar la temperatura rectal, primero deberás desinfectar el termómetro y humedecer la punta con vaselina. Pon a tu hijo boca abajo en tu regazo e inserta el termómetro dentro del recto aproximadamente 1,5 centímetros. Sostén el termómetro y hablale a tu niño para que no se mueva durante el proceso.

En cuanto a la temperatura oral, espera media hora luego de que tu hijo haya comido y bebido y asegúrate de que no tenga chicles o caramelos en la boca. Coloca el termómetro debajo de su lengua y dile que cierre los labios para sostenerlo. Adviértele que no tiene que hablar por dos minutos y que es mejor que se relaje y respire con normalidad sin morder el termómetro.

Finalmente, con respecto a la temperatura axilar, esta no es tan confiable como las dos anteriores pero es la más simple de tomar. Comienza por retirar la ropa de la parte superior del cuerpo de tu hijo, levanta su brazo y coloca el termómetro sobre la piel (nunca sobre la ropa). Dobla el brazo de tu pequeño sobre el pecho para que no se mueva y espera el tiempo necesario.

Es bueno saber cómo medir la fiebre porque de esta forma podemos darle los primeros auxilios a nuestros hijos y evitar que la cosa pase a mayores. Por fortuna, actualmente tenemos diferentes tipos de termómetros de acuerdo a nuestra necesidad, consulta con tu pediatra sobre cuál es el más adecuado para tu pequeño.

Deja un comentario