¿Cómo ayuda la lactancia a preservar el ambiente?

¿Cómo ayuda la lactancia a preservar el ambiente?

|| Saraí Dávila
||
Foto Cortesía

Es el alimento más económico, natural y práctico que existe en el mundo y no necesita de procesos industriales, ni envasados

La leche materna es la más beneficiosa no solo para los bebés y sus madres, sino para el medio ambiente. No implica ningún tipo de envasado o procesamiento y durante seis meses como mínimo, es lo único que consumen los pequeños, con excepción de algunos casos, por lo que resulta una práctica ecoamigable.

María José Rodríguez Lagunas, profesora colaboradora del máster universitario de Nutrición y Salud de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC (Universidad Abierta de Cataluña), explicó recientemente que “el pecho de la madre es el mejor envase que existe: estéril, capaz de dosificar la cantidad exacta que requiere el bebé y a la temperatura óptima”.

Detalló que en cambio el uso de la leche de fórmula conlleva a utilizar envases, incrementa el consumo de agua, así como de teteros y productos para esterilizarlos.

Son varios los investigadores que coinciden que la lactancia materna es la opción que deja una huella positiva en el ambiente, debido a todo el proceso de producción industrial que implica la fórmula que va desde las vitaminas, la leche utilizada y el aceite.

UNA SIMBIOSIS

Ramón Rubio, presidente del Colegio de Médicos Aragua y pediatra puericultor de la Universidad de Carabobo con experiencia de más de 23 años, destacó que a medida que pasa el tiempo se conocen más bondades de la práctica milenaria.

Enfatizó los grandes beneficios para los niños como un sistema inmunológico más fuerte, así como mejor desarrollo de peso y talla, en comparación con los pequeños que no son amamantados, además de que en Venezuela con la situación económica que se presenta actualmente, amamantar es más sustentable no solo por el medio ambiente sino por el costo de las fórmulas lácteas.

 

Deja un comentario