Agua de lluvia: ¿puede enfermarnos?

Agua de lluvia: ¿puede enfermarnos?

Existen muchos mitos sobre los males que nos puede ocasionar mojarnos en la lluvia, como resfrío, catarros, neumonía, y otros.

Pero te has puesto a pensar, ¿puede ser la lluvia causante de algunos de nuestros males de salud? Aquí te contamos algunos mitos y verdades sobre creencias populares de mojarse bajo la lluvia.

Una de las creencias dice que las primeras lluvias de la época son las más dañinas para el ser humano, si la persona se moja con ellas. Lo cierto es que no es la lluvia como tal lo que puede ocasionar algunos resfríos o catarros, pero sí trae consigo consecuencias que pueden atraer los resfríos.

Con la temporada de lluvia suele disminuir la temperatura, y el cuerpo tiene menos capacidad de protegerse de microorganismos en las vías respiratorias. Las células poseen en su parte superior unos “pelitos” llamados cilios. Estos ayudan a transportar las secreciones hacia fuera del organismo, y con el frío el movimiento de los cilios tiende a disminuir, causando más resfríos.

Si de alergias, rinitis y asma se trata, las épocas lluviosas sí suelen “alborotar” dichas enfermedades, ya que se lavan los alérgenos y contaminantes en las superficies.

Otra de las creencias dice que luego de mojarse bajo la lluvia debemos tomar una ducha. Aquí no influye el agua de lluvia, pero sí el frío. Probablemente estos dogmas se refieren a ducharse con agua caliente. Para estos casos, lo recomendable es secarse luego de mojarse en la lluvia lo más pronto posible y abrigarse para que el cuerpo no pierda calor.

Hay personas que pueden ser portadoras de enfermedades, sin saberlo, y son las llamadas asintomáticas. Estas personas ya poseen el virus en su cuerpo, solo que no se ha desarrollado. Al exponerse, no al agua de lluvia, sino al frío que esta trae, el cuerpo permitirá que la enfermedad desarrolle los síntomas.

De igual modo, al caer las gotas de agua de lluvia sobre el piso, esto hace que se eleven las bacterias y los virus desde el suelo hasta el aire, exponiendo a las personas que están cerca, y si ellas poseen un sistema inmune débil, no serán capaces de generar una respuesta de protección efectiva haciendo que se enfermen.

Consejos

Seguramente al leer este artículo puedes tener dudas sobre mojarte o no bajo la lluvia, no permitiendo a los niños jugar bajo ella, por ejemplo. Pero no te preocupes, una persona con buenas defensas y un sistema inmune fuerte, podrá soportar los microorganismos y protegerlo de ellos.

Lo recomendable para evitar enfermarse con la lluvia no es dejar de mojarse en ella, sino tener una buena alimentación, hacer ejercicio, lavar correctamente las manos y protegerse contra el frío.


2001

Deja un comentario