Finanzas para emprendedores

Finanzas para emprendedores

Un emprendedor es aquella persona capaz de identificar una oportunidad para la creación de una nueva organización o para la conducción del crecimiento de una organización ya existente. Por lo general, el emprendedor es ajeno al área financiera y siente cierto temor ante los conceptos e información económica-financiera de su proyecto. Si bien conoce su mercado objetivo, así como las estrategias que debe implementar para lograr entrar y en un tiempo posicionarse en el sector, desafortunadamente, muchos de ellos se alejan de los asuntos financieros, tributarios e incluso laborales, pensando que es suficiente su intuición y que alguien más le ayudará a rellenar los formatos y planillas que le solicitan.

Nada más lejos de la realidad. Si bien, no es necesario ser un experto en estos temas económicos-financieros, sí es importante realizar un seguimiento a algunos indicadores claves, que les permitirá conocer los resultados de su negocio, sus fortalezas y debilidades, qué decisiones debe tomar para crecer y expandirse, siempre considerando los riesgos a los que se expone y cómo debe controlarlos.

Tomar tus propias decisiones e implementar estrategias necesarias que te permitan crecer y alcanzar las metas que siempre has aspirado, es la mejor experiencia que puedes tener al emprender un negocio.

Si ya te has decidido por este camino, podrás darte cuenta que no es tan difícil como todos dicen. Sin embargo, tanto al inicio como en la marcha, hay que tomar las precauciones necesarias para que todos los imprevistos que se puedan presentar estén bajo control.

Muchas personas que han decidido asumir el riesgo de emprender para mejorar sus ingresos y por ende su modus vivendi, implementan ciertos “tips de finanzas” que han contribuido a gestionar su negocio y sobrellevar cualquier situación para lograr resultados factibles.

 

PLANIFICA Y APÉGATE AL PLAN

Planificar es imprescindible incluso antes de elegir el ramo del negocio, pues esto te permite conocer más los detalles de la rentabilidad de tu negocio, así como los costos de inversión y las estimaciones para recuperarlo.

De igual forma, deberás guiarte de éste plan para gestionar las finanzas de tu negocio, tratando de que en el arranque, no se supere la cantidad estimada del presupuesto o de lo contrario, contar con un plan de contingencia que pueda amortiguar los imprevistos.

Es importante que la planificación sea muy detallada y la elabores con el tiempo y la dedicación necesaria, ya que puedes poner en riesgo toda tu inversión.

 

MANTÉN LAS CUENTAS CLARAS

Si de verdad quieres obtener grandes resultados, debes estar pendiente de cada ingreso y salida que tiene tu negocio. Además, de esta forma sabrás en qué necesitas invertir y en donde reducir gastos.

 

CREA UN PRESUPUESTO PARA LLEVAR UN CONTROL DEL FLUJO DE EFECTIVO

Cuando tus finanzas están perfectamente claras y bien administradas, podrás anticipar los pagos y las inversiones que se deben realizar para seguir el proceso de producción.

 

EL PAGO DE TUS EMPLEADOS ES LO PRIMERO

No te desesperes por tener ingresos. El comienzo de la rentabilidad suele ser más lento de lo que uno espera. Los ingresos suelen retrasarse mientras que los gastos siempre son más de los previstos. Por eso te recomendamos hacer tus cálculos con un buen margen de maniobra. No descuides el bienestar de tus empleados. Las empresas que logran alcanzar el éxito, son aquellas que están al pendiente de los intereses y las necesidades de sus empleados y buscan la forma de brindarle las mejores condiciones laborales para mantener su productividad.

Posiblemente al inicio de tu negocio no obtengas tantos ingresos, pero antes de considerarlas como ganancias, debes de valorar el esfuerzo de tu equipo de trabajo y remunerarlo. También sabemos que para muchos emprendedores ese proyecto puede ser la única fuente de ingresos que tengan, si es tu caso, establece un sueldo base para ti, que no afecte el pago puntual del personal.

 

APÓYATE EN LA TECNOLOGÍA

Llevar la contabilidad de un negocio puede ser complicado y al mismo tiempo frustrante, pues cualquier pequeño error que surja puede reflejarse en grandes pérdidas, lo que perjudicaría gravemente los resultados finales. Sin embargo, gracias al avance tecnológico, cada vez existen más herramientas que te pueden ayudar a gestionar las finanzas de tu negocio de manera correcta y a través de unos cuantos clics.

Existen varias herramientas en línea para administrar la contabilidad de los negocios que te serán de gran utilidad. La mayoría te ofrece servicios de gestión de ingresos, gastos, pagos a proveedores y servicios, facturación, informes y hasta llevar al corriente la declaración de impuestos.

 

BUSCA OPCIONES DE FINANCIAMIENTO

Si crees en tu idea de negocio y estás convencido que llegó para revolucionar el mercado, hazlo saber a otros. Hoy en día, nos encontramos en una época donde son más las personas que se están dedicando a hacer lo que realmente les apasiona y muchas empresas y organizaciones están apoyándolos a cumplir sus sueños.

Hay muchas opciones por delante: Un programa de financiamiento que te ayude a progresar los primeros años de arranque de tu negocio, un socio que crea en tu proyecto y que juntos puedan hacerlo crecer, un préstamo bancario (te recomendamos investigar sobre los beneficios y tazas de interés antes de tomar la decisión), para perfeccionar las ideas, etc. Sólo tienes que investigar cuál es la más conveniente para tu negocio y hacer la prueba.

 

CREA UN FONDO DE EMERGENCIA

Como hemos mencionado, en el mundo de los negocios, siempre surgirán inconvenientes que quizás no puedas controlar, pero puedes minimizar los daños que causen y para ello, es necesario que mantengas un fondo de emergencia.

Destina un porcentaje de las utilidades mensuales a este fondo y trata de utilizarlo únicamente en casos que consideres que puedan poner en riesgo los resultados de tu negocio.

 

CUMPLE CON LA NORMATIVA FISCAL E IMPUESTOS

Haz de tu proyecto un negocio verdadero. Cada país tiene sus diferentes reglas fiscales, pero hacer un registro y mantenerte al orden con tus deducciones, te mantendrá legalmente estable. Acude a un profesional en la materia para que te explique sobre estas cuestiones y cuál es el proceso que debes seguir.

 

CÓMO PROTEGERTE DE LA INFLACIÓN

En los momentos de dificultad se presentan buenas oportunidades, si estemos atentos a ellas. A tales efectos nos vamos a concentrar en pequeños consejos, que de seguro te podrán ser de utilidad. Por ejemplo, una forma de protegerse de la inflación es por la compra de un activo, acostumbro a recomendar la compra de cosas que necesitamos. La inflación nos enseña que siempre es más barato antes que después, por ejemplo, esa reparación de mi casa o vehículo. También es un buen mecanismo todo lo que pueda hacer en materia de estudios, por ejemplo, aprender un idioma, lo que le permitirá conseguir un trabajo con mayor remuneración. Sea inquieto, investigue, navegue en la web en busca de opciones: Aprovechemos las posibilidades de la interconexión puede encontrar nuevos empleos, vender y comprar bienes, realizar cursos y estudios superiores a distancia, obtener ingresos adicionales, no dude en vender cosas viejas que ya no necesita.

Cuídese: En momentos como los actuales lo peor que podemos hacer es descuidarnos en lo personal, espiritual y material.

Seamos mejores consumidores: Es necesario asumir una actitud más proactiva con respecto al cuidado del patrimonio familiar. Buscar ofertas, sustituir alimentos costosos por otros igualmente nutritivos, pero más económicos. Hacer un buen uso del crédito, por ejemplo, pagar un crédito más costoso con un préstamo en mejores condiciones. Endeudarse para la compra de un activo y en ningún caso hacer un uso en exceso del crédito ni debe endeudarse para cubrir gastos corrientes del mes de manera recurrente.

No se desprenda de sus activos: No, es buen momento para vender. Piénselo mejor antes de vender un bien, y de no quedar otra alternativa haga una lista en la cual planifique el orden en el cual venderían sus bienes en caso de ser necesario. Debemos conservar por sobre todas las cosas la vivienda y el vehículo en caso de tenerlos, ya que será mucho más costoso adquirirlos nuevamente.

Saber es poder: Aprenda o perfeccione un oficio. Desde cortar el cabello, cocinar o reparar artefactos. Es momento de explotar cualquier habilidad que se posea. Prepárese, quizá la oferta de cursos y programas educativos se abaraten, por lo que podría aprovechar. Se trata de hacernos más productivos, de invertir en nosotros mismos.

Diversifique sus fuentes de ingreso: Será necesario sacrificar tiempo de ocio, para tener más de un trabajo. Quizá sea el momento de emprender algún negocio. Vender algún producto los fines de semana. Ofertar en los portales web de compras y ventas. Ante situaciones extraordinarias las medidas para enfrentarlas deberán ser igualmente novedosas.

 

 

José Grasso Vecchio
twitter: @josegrasso
[email protected]
www.consultoresicg.com

 

Deja un comentario