27.5 C
Maracay
domingo 25, septiembre 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Cómo afectan los “selfies” en nuestra salud mental

Los selfies son los autorretratos realizados con una cámara, generalmente digital o móvil. Esta práctica se viene implementando desde la era moderna de la tecnología, y con el auge de las redes sociales, se han vuelto cada vez más comunes.

Hacerse selfies no incurre en ningún problema, la problemática radica cuando estos autorretratos se vuelven recurrentes y afectan nuestra autoestima. Esta actividad permanente empezó a vincularse a ciertos trastornos psicológicos, e incluso se le puede catalogar como una adicción comportamental.

Sin saberlo, podemos estar sufriendo de una enfermedad mental, y este hábito nos puede dar señales de padecerlo.

Trastorno sicológico

Para que se catalogue como tal, deben existir ciertos parámetros que lo indiquen. Entre las hipótesis que más se manejan en el ámbito psiquiátrico encontramos:

– Como lo mencionamos anteriormente, tomarse fotos no significa ningún problema, la variante que la puede relacionar con un trastorno mental está cuando esta actividad se convierte en un obstáculo para realizar otro tipo de actividades.

– Cuando este autorretrato se realiza para validar o como búsqueda de aceptación de uno mismo, da pie a tener antecedentes de baja autoestima, necesidad y dependencia.

Relación de los selfies con los trastornos psicológicos

Expertos han catalogado esta necesidad de tomarse fotos en tres categorías, que varían según la cantidad de tiempo que la persona pasa tomándose fotos.

El límite corresponde a aquellas personas que se toman unas 3 fotos por día, pero no sienten la necesidad de subirla a las redes sociales y hacerla de conocimiento público.

Agudo esta destinado a aquellas personas que se toman varias fotografías al día y sí las suben a sus cuentas de redes sociales.

Por último, está el crónico, que corresponde a quienes toman 6 o más fotos diarias, las postean en las redes sociales, y además, le colocan filtros más retoques corporales cambiando drásticamente su morfología. Aquí ya se puede hablar de un trastorno dismórfico corporal.

Consecuencias de los selfies

A nivel personal, podemos decir que estos autorretratos pueden acarrear consecuencias tangibles como:

– Sobreexposición de la persona.

– Dependencia de la opinión de otros.

– Adicción comportamental.

Y si a nivel interpersonal nos referimos, tenemos:

– Perdemos el disfrute y la conexión con otras personas.

– Al publicar fotos grupales, omitimos el derecho a la privacidad de las otras personas presentes en la imagen.

 

Con información de Diario 2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES