Luz

Luz

El colapso de la semana fue la energía eléctrica. Vino fuerte. La explicación oficial ha sido la del sabotaje imperial con la complicidad criminal de sus lacayos de la derecha fascista. Si fuéramos a contar mentiras, como en aquella canción de Enrique y Ana de la niñez de mis hijos,uno podría corresponder conla frase del Che, “Cuando lo extraordinario se hace cotidiano, estamos en presencia de la revolución”, sólo que en modo madurista sería al revés y lo cotidiano, por ejemplo los servicios públicos, se convierten en extraordinario y nos alegramos cuando hay agua, luz, transporte. Pero hablemos en serio.

El problema de la versión oficial es la realidad. La información técnica desapareció oficialmente desde que en 2010 la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados, con nombre revolucionariamente cambiado aCentro Nacional de Gestión, dejó de informarnos sobre generación, transmisión y distribución de energía.  Años tienen advirtiéndolo los principales expertos nacionales, entre ellos Miguel Lara, Juan Manuel Aller o Manuel Guevara. Por años veníamos sufriendo apagones, en junio de 2014 hubo uno a escala nacional. En algunas regiones los cortes se tornaron prolongados, seanprogramados o no. En otras, como el Zulia, se convirtieron en racionamiento abierto. Antes se culpó al fenómeno de “El Niño” e incluso a alguna iguana, pero más frecuentemente al sabotaje contra revolucionario. Para eso se tomaron medidas como la “militarización” del sistema eléctrico anunciada por el entonces Vicepresidente Arreaza en abril de 2013.Ya en 2015, BBC se preguntaba ¿Por qué se va tanto la luz en Venezuela? Se han anunciado también inversiones millonarias. Entre 2004 y 2014 se adquirieron, mayoritariamente sin licitación y con interferencias de corrupción, plantas termoeléctricas luego mal gestionadas al punto de que más de la mitad no funciona.Sobre eso hay un informe de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional en 2016. Se decretó un racionamiento, incluido horarios de funcionamiento de centros comerciales. Hasta  se designó, y anunció públicamente, al General cubano  Ramiro Valdés, Comandante de la Revolución, como asesor del gobierno venezolano en la materia.

Si todo iba sobre ruedas hasta la semana pasada ¿por qué la rotación de ministros del ramo? Aparte del actual, recuerdo a Ramírez con toda la competencia energética, Rodríguez Araque y Jesse Chacón.

Es que gobernar es mucho más que hacer propaganda y reprimir.

 

|| Ramón Guillermo Aveledo

 

Deja un comentario