Malu Valerio se hace con el Premio Eugenio Mendoza

Malu Valerio se hace con el Premio Eugenio Mendoza

 

De manera unánime se le otorgó el Premio Eugenio Mendoza a la obra La Regla de la Segunda Orden (2018-2019) de la artista Malu Valerio, considerando que esta última desarrolla “no una obra feminista, sino un ejercicio de sensibilización sobre la violencia y la opresión a que está expuesta actualmente la población femenina venezolana más vulnerable”. Resaltaron, además, cómo la artista “rescata del anonimato doce casos reales sucedidos en los últimos años, asumiendo la voz de cada una de estas mujeres” y cómo su planteamiento a nivel conceptual, material e incluso discursivo se mostraba coherentemente integrado.

 

Malu Valerio disfrutará de una residencia artística de tres meses en el centro Lugar a dudas en Cali, Colombia, donde desarrollará sus inquietudes plásticas a manera de generar un cuerpo de trabajo para una exposición individual en la Sala Principal de la Sala Mendoza en el 2020.  

 

El jurado estuvo conformado por el diseñador gráfico Álvaro Sotillo, la artista venezolana Dulce Gómez -quien de hecho participó en el Premio en 1998-, el curador venezolano Rafael Romero y la curadora peruana Geaninne Gutiérrez-Guimarães, se reunió en la Sala Mendoza para revisar cada una de las doce obras previamente seleccionadas para participar en este importante salón que, desde 1981, se ha posicionado como una de las plataformas más importantes en nuestro país encargadas de difundir y promover el arte joven venezolano. 

 

También se concedió la Mención Artista Emergente de la Embajada de España en Venezuela a la artista Dianora Pérez por Defunciones comprobadas (2017-2018), obra que, sustentada en una investigación y documentación exhaustiva de una prisión cubana, “se vierte en un proyecto que con pocos elementos plásticos logra generar una amplia y universal significación metafórica que abarca desde el deterioro, el dolor, el olvido y la crueldad hasta la reivindicación de la sensibilidad humana”.

 

El jurado detalló cómo la artista evidencia “una profunda conciencia del lenguaje”, al emplear códigos como el braille y el numérico en su obra. La Mención Artista Emergente supone una residencia artística de tres semanas en el artist-run space PACA, en Gijón, España, así como también una muestra de proyecto en la Sala Mendoza el año próximo.  

 

Cristian Guardia fue galardonado con la Mención Carmen Cordovez Crespo, patrocinada por Henrique Faria Fine Art, por su obra Desplegable central (2018). El jurado sostuvo que, en ella, “el artista subvierte el sentido de un objeto de poder y de castigo —un látigo— haciéndolo bidireccional y omitiendo su empuñadura, de modo que se resemantizan las relaciones de poder, y víctima y victimario reacomodan sus roles”. La Mención Carmen Cordovez Crespo consiste en un premio en metálico para desarrollar un cuerpo de trabajo a exhibirse en el espacio experimental de la Sala, también en el 2020.  

 

El Premio del público, a otorgarse a aquel artista con mayor votos depositados presencialmente en la Sala así como también vía Instagram, será anunciado el sábado, 6 de abril, durante la clausura de la muestra. 

Alberto Hernández 

Deja un comentario