Las 4 reglas que debes seguir para balancear tu tiempo

Las 4 reglas que debes seguir para balancear tu tiempo

"Trabaja arduamente y disfrutarás los resultados”. Un tentador mantra-frase inspiradora que nos guía a muchas; pero en la mayoría de los casos, nos olvidamos de ese último aspecto. Hoy te damos algunas reglas que puedes adoptar en tu día a día si quieres balancear tu tiempo.

El mantenimiento de la casa, el cuidado de los hijos y familia, así como la rutina laboral y personal se va acumulando hasta dejarte solo minutos para disfrutar de lo que has logrado. Sin embargo, esto puede cambiar ¡y para mejor!

¿Cómo puedes balancear tu tiempo?
Sé honesta contigo
Primero, déjanos decirte que está bien querer estar ocupada todo el rato; eso significa que no eres de las que espera que las cosas solo “pasen”. Ahora, ¿cómo integrarlo todo? Agéndalo.

Tal como lo lees, utiliza tu calendario de Google o algún app que ya tengas descargada y planifícate para hacer un maratón de series, una hora de yoga o tomar alguna clase.

Apaga tus dispositivos
Cada día es más difícil “desconectarse”, pero es necesario si deseas balancear tu tiempo. Al oprimir el botón de “Off” de tu teléfono o laptop, empezarás con ese detox digital que te dará calma y te ayudará a estar presente cuando estés en compañía de los tuyos. Tampoco está de más, obviar algunas de las cientos de actualizaciones de Facebook e Instagram.

Hobbies y demás
Las mujeres nos caracterizamos por tener diversos intereses, entonces ¿por qué no darle espacio a esa actividad que tanto quieres hacer? Ya seas una chica deportista, lectora aficionada o con ganas de emprender, los pasatiempos son ideales para alimentar cuerpo, mente y espíritu. Además, puedes hacerlo junto a pareja, mamá o amigas.

Pon en práctica decir “No” siempre que sea necesario
Sabemos que es la negación absoluta, pero si quieres tomar el control de tu día y balancear tu tiempo, tendrás que familiarizarte con ella. Decir “No”, de hecho, está bien en ocasiones. Solo te recomendamos que la digas en voz alta, o por escrito, cuando hayas repasado la lista de prioridades.


Eme de Mujer

Deja un comentario