10 consejos para controlar su peso sin dieta

10 consejos para controlar su peso sin dieta

No se obsesiones con hacer dieta estrictas al final termina tirando la toalla. Lo recomendable es aprenda a comer y seguir algunas reglas sencillas que le ayudarán a mantener su peso.

1 No haga las dietas por moda. En general, estos planes de adelgazamiento no están diseñados para reeducar sus hábitos de alimentación. Haga tres o cuatro comidas diarias importantes, y agregue una o dos meriendas en las horas intermedias.

2 Para prevenir la constipación, coma pan y cereales integrales, fruta fresca y vegetales. Tome suficiente cantidad de agua. Es bueno comenzar el día con un desayuno que incluya cereal y tostadas de pan de salvado.

3 Use grasas y aceites vegetales en poca cantidad. Retire la grasa visible de la carne y la piel del pollo, antes de cocinarlos. Use aderezos para ensalada de bajas calorías y prefiera los productos lácteos descremados. Abandone las frituras, las comidas rápidas, las tortas y los dulces.

4 Evite, en lo posible, el azúcar y las comidas con alto contenido de azúcares, como bebidas gaseosas, jugos artificiales, jaleas, dulces y tortas. Use edulcorantes artificiales y productos sin agregados de azúcar. Por eso es importante que lea atentamente las etiquetas, antes de comprar un producto.

5 Tome un suplemento de vitaminas y minerales a diario. Este punto sería conveniente que lo consulte primero con su médico, sobre todo si usted ha decidido seguir un régimen pobre en calorías. Para que su organismo pueda absorber el máximo de hierro aportado por las comidas principales, espere una hora antes de tomarse un té o un café.

6 No hay comida que no pueda comerse ocasionalmente. El problema de los chocolates, tortas y vino, es la cantidad. Si se permitió un pequeño gusto y se excedió el límite de calorías permitido por su plan, descuéntelo al día siguiente. Pero hágalo como excepción, no como hábito.

7 Si come afuera, continúe el plan. Elija platos ricos, pero ahórrese las calorías innecesarias. Pida una ensalada de verduras condimentada con aceite de oliva y jugo de limón; coma verduras crudas, mientras espera el plato principal; tome agua mineral y si toma vino, procure no excederse de un vaso.

8 No tome bebidas de alto contenido calórico. Éstas no calman la sed más que las de bajas calorías. Sólo le aportarán una cuota de azúcar extra, que no necesita. Prefiera el agua mineral o soda, y gaseosas dietéticas.

9 Trate de mantenerse alejado de las bebidas alcohólicas. El alcohol es potencialmente más peligroso cuando uno hace una dieta de bajas calorías.

10 Si entra en una «meseta» tenga paciencia. La meseta es una capacidad de adaptación del cuerpo para sobrevivir a situaciones de desnutrición. Sin embargo, también puede experimentarla alguien que sigue un régimen bajo en calorías durante un tiempo prolongado. Se reconoce porque uno deja de bajar de peso, a pesar de hacer correctamente el régimen. Si le sucede, siga más que nunca el plan al pie de la letra.

Deja un comentario