Gobierno español denuncia violencia en protestas en Cataluña

Gobierno español denuncia violencia en protestas en Cataluña

El gobierno socialista español denunció este martes la violencia "generalizada en todas las protestas" independentistas sucedidas en Cataluña, al día siguiente de la condena a 12 de los líderes del movimiento separatista.

"Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña", escribió en un comunicado el gobierno, en una noche en que se vivieron escenas de guerrilla urbana en Barcelona, con barricadas ardiendo y cargas policiales.

"Una minoría está queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas, especialmente Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida", añadió el gobierno, refiriéndose a las concentraciones celebradas frente a las respectivas delegaciones del gobierno central.

"Grupos violentos de manifestantes han atacado las sedes de las subdelegaciones en Tarragona, Girona y Lleida, y están provocando destrozos y actos vandálicos en otras localidades catalanas", agregó.

El ejecutivo de Pedro Sánchez concluyó por ello que "la violencia de esta noche está siendo generalizada en todas las protestas", y prometió que en todo momento va a "garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña", con "firmeza, proporcionalidad y unidad".

El independentismo había convocado las protestas este martes, al día siguiente de conocerse las condenas del Tribunal Supremo contra 12 líderes separatistas procesados este año. Nueve de ellos recibieron condenas de entre 9 y 13 años de cárcel.

Miles de personas participaron en vigilias cerca de oficinas públicas en cuatro provincias de Cataluña. Pero fue en la capital de la región, Barcelona, donde la policía arremetió contra manifestantes luego que algunos de ellos lanzaron petardos y objetos contra los agentes y patearon cercos temporales colocados para proteger un edificio.

Los manifestantes cantaron el himno catalán, corearon consignas como “Las calles serán siempre nuestras” e “independencia”, y tacharon a la policía española de “fuerza de ocupación” y la exhortaron a irse de Cataluña. También levantaron barricadas improvisadas con basureros, cercos y pilas de cartones a las que prendieron fuego.

Las autoridades dijeron que tres personas fueron arrestadas y más de 170 resultaron heridas en las protestas del lunes, incluyendo unos 40 policías y un manifestante que perdió un ojo. La autoridad del aeropuerto dijo que se cancelaron 110 vuelos el lunes y 45 el martes. Casi 1.000 estaban funcionando normalmente.

La mayoría de las manifestaciones improvisadas son en respuesta a una campaña en línea convocada por Tsunami Democrático, un grupo no muy organizado que no tiene líderes y usa aplicaciones celulares de mensajes codificados para convocar a eventos pacíficos de desobediencia civil.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, dijo que las autoridades están investigando al grupo.

 

|| Agencia AFP

 

Deja un comentario