Deliciosos Pastelitos Andinos

Deliciosos Pastelitos Andinos

Una de las delicias más reconocidas de los andes venezolanos son sin duda los pastelitos, preparados con harina de trigo, estos crujientes y, maravillosamente rellenos, redondeles fritos acaparan la atención de cuanto viajero pasa por las zonas andinas, son perfectos para desayunar acompañados de chocolate caliente y espeso, divinos en una mañana fría, excelentes en una merienda acogedora, inigualable cuando sirve de pasapalo.

Ingredientes

500 grs. de harina de trigo
2 huevos
dos cucharadas de mantequilla
sal
agua
Preparación
Para la masa

Coloque la harina en una tabla o bol, haciéndole un hueco en el medio, agregue la mantequilla, los huevos y la sal, mezcle bien y vaya agregando agua poco a poco hasta formar una masa elástica, amase suficientemente, hasta obtener una masa muy suave y no se pegue a las manos. Deje reposar 30 minutos.

Relleno

Puede utilizar de relleno carne molida, guisada con cebollas, ajos, pimentón y tomate finamente picado y salteado en aceite, sal pimienta y cocine hasta obtener una carne suelta, combínela con arroz sueltecito (3/4 partes de carne por 1/4 parte de arroz). También puede utilizar de relleno, trozos de queso ahumado, o queso suave con poca sal, ricotta o requesón con ajoporro o acelgas, finamente picadas ó Cambie la carne por la misma cantidad de pollo desmenuzado y prepare de igual forma, también puede saltear champiñones e incorporarles ricotta.

Pastel

Extienda la mitad de la masa hasta que este muy fina, coloque pequeñas cantidades de relleno dejando 5 cm. aproximadamente entre uno y otro, hasta utilizar toda la extensión de la masa. Extienda la otra mitad de masa y cubra la primera con ésta, con un cortador redondo o un vaso de boca ancha, corte cada pastelito, apriete los bordes con los dedos y colóquelos en una bandeja enharinada. Fría los pasteles en abundante aceite caliente y deje dorar por ambos lados. Con los restos de masa puede hacer torrejas. Fría pequeños trozos de masa y déjelos abombar luego espolvoréelos de azúcar y listo.

 

Deja un comentario